Naito abraza a su gata, Dolly, en su casa de Portland, Oregon, en mayo de 2019. Su mala experiencia en la forma en que recibió su diagnóstico de cáncer de páncreas en estadio 4 lo decidió a compartir su experiencia con futuros médicos. (Michael Hanson para KHN)

Naito abraza a su gata, Dolly, en su casa de Portland, Oregon, en mayo de 2019. Su mala experiencia en la forma en que recibió su diagnóstico de cáncer de páncreas en estadio 4 lo decidió a compartir su experiencia con futuros médicos. (Michael Hanson para KHN)