Jose Nuñez dijo que él y su hija Diana se turnaron para llamar a Medicaid, y esperar horas mientras alguien los atendía, luego que cancelaran dos veces la cirugía de su ojo. Nuñez esperó tres meses para que su aseguradora aprobara la operación, contó. Para ese momento, su retina se había deteriorado y casi queda ciego de un ojo.

Jose Nuñez dijo que él y su hija Diana se turnaron para llamar a Medicaid, y esperar horas mientras alguien los atendía, luego que cancelaran dos veces la cirugía de su ojo. Nuñez esperó tres meses para que su aseguradora aprobara la operación, contó. Para ese momento, su retina se había deteriorado y casi queda ciego de un ojo.