Rosie Cortez, de 66 años, abuela de dos, decidió tener más actividades luego que un ataque al corazón la estimuló a perder peso y a hacer más ejercicio.

Rosie Cortez, de 66 años, abuela de dos, decidió tener más actividades luego que un ataque al corazón la estimuló a perder peso y a hacer más ejercicio.