Los inmigrantes indocumentados en general no pueden recibir diálisis de manera rutinaria, por lo que tienen que esperar a que su condición se agrave para tenerla en una sala de emergencias.

Los inmigrantes indocumentados en general no pueden recibir diálisis de manera rutinaria, por lo que tienen que esperar a que su condición se agrave para tenerla en una sala de emergencias.