La investigación, una de las más amplias sobre abuso sexual en la iglesia en la historia de los Estados Unidos, identificó a 1,000 niños que fueron víctimas, pero informó que probablemente haya miles más.

La investigación, una de las más amplias sobre abuso sexual en la iglesia en la historia de los Estados Unidos, identificó a 1,000 niños que fueron víctimas, pero informó que probablemente haya miles más.