Quantcast
0

Tercer legislador en la Cámara Baja enferma de COVID-19 tras toma del Capitolio

Los demócratas responsabilizan a algunos congresistas republicanos de los contagios por no usar mascarilla
PRECAUCIÓN. El congresista Brad Schneider pidió sanciones para los legisladores que se nieguen a seguir las pautas de salud públicas. | Foto: Efe.

PRECAUCIÓN. El congresista Brad Schneider pidió sanciones para los legisladores que se nieguen a seguir las pautas de salud públicas. | Foto: Efe.

Brad Schneider, legislador demócrata por Illinois, es el tercer miembro de su partido en la Cámara de Representantes que revela en 24 horas que dio positivo por COVID-19, después de estar entre las docenas de personas que fueron confinadas juntas en una sala en el Capitolio, donde varios republicanos se negaron a usar mascarillas.

“El miércoles pasado, después de escapar por poco de una turba violenta incitada por el presidente de los Estados Unidos a atacar el Capitolio y sus ocupantes, me vi obligado a pasar varias horas en un lugar seguro pero confinado con decenas de otros miembros del Congreso”, dijo Schneider.

“Varios legisladores republicanos en la sala se negaron rotundamente a usar una máscara (...) Ahora estoy en un estricto aislamiento, preocupado por haber arriesgado la salud de mi esposa y enojado por el egoísmo y la arrogancia de los anti-mascarillas”.

La representante Pramila Jayapal (D-Wash.) y la representante Bonnie Watson Coleman (D-N.J.) también dieron positivo después de ser retenidas en la sala abarrotada mientras una turba violenta irrumpió en el Capitolio.

Lee también: CRONOLOGÍA | La semana del caos en Washington DC

El domingo, el médico tratante del Capitolio alertó a los legisladores que se refugiaron en esa habitación que podrían haber estado expuestos al virus, instándolos a hacerse la prueba.

Varios legisladores están pidiendo que los republicanos que se negaron a usar una mascarilla, incluso cuando un colega demócrata les ofreció una, sean multados y que la Cámara adopte una postura más firme para hacer cumplir el uso de tapabocas dentro del Capitolio.

“Ya no podemos tolerar que los miembros vengan al piso o se reúnan en los pasillos del Congreso sin hacer lo mínimo para proteger a quienes los rodean”, dijo Schneider.

Lee además: Principales ejecutivos de Estados Unidos condenan la irrupción en el Congreso

“Aquellos que desobedezcan las pautas de salud pública deben ser sancionados y retirados de inmediato del piso de la Cámara por el Sargento de Armas por poner en peligro imprudentemente a sus colegas”, añadió.

Fuente: The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.