Quantcast
0

Congresistas estadounidenses expresan preocupación por libertad de prensa en El Salvador

Un grupo de legisladores demócratas llamó la atención al presidente Nayib Bukele
POLÍTICA. El presidente Nayib Bukele sigue acumulando críticas y condenas a nivel internacional. | Foto: EDH / Archivo.

POLÍTICA. El presidente Nayib Bukele sigue acumulando críticas y condenas a nivel internacional. | Foto: EDH / Archivo.

“Hoy, escribimos para manifestar nuestra profunda preocupación por la creciente hostilidad de su gobierno hacia los medios independientes e investigativos en El Salvador”.

Eso le expresó un grupo de influyentes legisladores demócratas de ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en una carta esta mañana.

A juicio de los legisladores, Bukele repetidamente ha mostrado un patrón de irrespeto a la libertad de prensa y de amenazas al ejercicio del periodismo crítico en el país.

Estos demócratas le hacen saber a Bukele que han apoyado, por mucho tiempo, una relación fuerte entre El Salvador y su princihttp://eltiempolatino.com/admin/news/story/add/?_changelist_filters=q%3DDC#pal socio en términos comerciales, pero también de cooperación y donde residen más de dos millones de compatriotas. Por ello, le recuerdan que la libertad de prensa “es el pilar de cualquier democracia”.

Por eso, añaden, “es de gran importancia que nuestros países redoblen el compromiso para proteger a los periodistas mientras desarrollan su trabajo con coraje cada día”.

Un asesor demócrata de la Cámara de Representantes explicó a El Diario de Hoy que en el Congreso estadounidense se está siguiendo muy de cerca lo que está pasando en El Salvador y la libertad de prensa es esencial.

Además, añadió que hay “una preocupación creciente por la negativa del presidente de ceñirse a reglas democráticas básicas, como la libertad de prensa” o el irrespeto a la independencia de poderes.

Asimismo, advirtió que si bien los demócratas no están en el gobierno, tienen una presencia importante en el Congreso, donde se toman decisiones muy relevantes con respecto a asignación de recursos de cooperación, así como migración o comercio internacional.

Replican denuncias constantes en El Salvador

Este grupo de congresistas y senadores cita cifras de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), que da cuenta de más de 60 ataques a los medios de comunicación y periodistas desde que Bukele asumió el poder, el 1 de junio de 2019.

En particular, citan los ciberataques a diferentes medios, el robo de computadoras personales a periodistas que investigaban al gobierno, además de un patrón de amenazas, acoso y descalificación a quienes cuestionan a su gestión. Y, más recientemente, se añade el uso de notas anónimas publicadas en medios no solo afines al gobierno, sino ahora en medios que cayeron en manos de la administración pública por procesos judiciales de sus propietarios y las auditorías financieras con presunto dolo a estas voces críticas.

Asimismo, emplazan al gobierno por sus recientes ataques al medio digital El Faro, quien publicó un reportaje sobre presuntas negociaciones de este gobierno con la MS-13 para reducir la violencia, con documentos de la Dirección General de Centros Penales, algo que ha producido una reacción agresiva de la administración actual.

Ojos puestos en el país

“La comunidad internacional está siguiendo muy de cerca estos ataques a la libertad de prensa”, añade esta breve pero directa carta que los legisladores demócratas enviaron al presidente Bukele esta mañana.

Y no solo el bando opositor en Estados Unidos se ha pronunciado por estas amenazantes prácticas a un derecho tan fundamental. En mayo de este año, el mismo Departamento de Estado de la administración Trump (equivalente a su Cancillería) dio cuenta de cómo en El Salvador los periodistas críticos del gobierno “enfrentan amenazas, muchas de ellas alimentadas por el trato que el mismo Bukele les da en las redes sociales”.

También se ha pronunciado la relatoría de Naciones Unidas para la Libertad de Expresión y la alta comisionada para Derechos Humanos de este ente global, Michelle Bachelet.

Esta misiva está firmada por legisladores demócratas muy influyentes y de gran importancia en áreas como la asignación de recursos financieros, muchos de los cuales son esenciales para la sostenibilidad del gobierno salvadoreño.

Entre ellos resaltan Eliot Engel, quien preside la comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes; y Nita Lowey, quien preside la de Apropiaciones, a cargo de asignar los fondos. También la firma Albio Sires, al frente del subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental; y el muy relevante senador Patrick Leahy, vicepresidente de la Cámara de Apropiaciones del Senado. Sin la firma de este último, el Legislativo de su país no asigna fondos de cooperación a nadie.

También le acompañan Joaquín Castro, quien presidente la comisión de Investigaciones de la Cámara de Representantes; el senador Benjamin Cardin, del comité que estudia los derechos humanos y la democracia en el Hemisferio Occidental; James McGovern, quien por décadas ha estado al tanto de la situación en El Salvador; y Norma Torres, que ve asuntos de Centroamérica, entre otros.

Fuente: elsalvador.com.