Quantcast
0

Núcleo de Iota se desplaza en el Oriente de El Salvador

En San Vicente y zona alta de Chalatenango hubo evacuaciones preventivas
CLIMA. La tormenta tropical Iota se disipó este miércoles pero continúa amenazando con fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra a Centroamérica. | Foto: Efe.

CLIMA. La tormenta tropical Iota se disipó este miércoles pero continúa amenazando con fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra a Centroamérica. | Foto: Efe.

El núcleo de la depresión tropical Iota se desplazó la mañana del miércoles en el Oriente de El Salvador, la influencia del fenómeno atmosférico provocará lluvias en el territorio salvadoreño durante las próximas 72 horas.

“El núcleo de Iota se encuentra a 90 kilómetros al oeste – suroeste de San Salvador (oriente), durante las próximas horas se desplazará en la zona nor-occidental”, explicaron durante conferencia de prensa técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn).

Además, comentaron que esperan la pérdida de fuerza de Iota durante las próximas horas.

Unas 50 familias del caserío Candelaria La Rompisión, de Pasaquina, en La Unión, viven una amenaza al borde del río Goascorán. Aunque muchos deciden no evacuar por temor a dejar sus viviendas, les preocupa que ocurra algo similar cuando fueron afectados por el huracán Mitch, en 1998.

“No se presentan mayores novedades por las lluvias. Se han reportado caídas de árboles que han sido atendidas inmediatamente por parte del Ministerio de Obras Púbicas y Fovial”, sostuvo en la misma conferencia Mario Durán, presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil.

El funcionario destacó que la única incidencia registrada es la muerte de un motociclista a quien le cayó un árbol cuando transitaba en San Miguel.

Mientras, Carolina Recinos, comisionada presidencial para operaciones de gabinete, sostuvo sin ahondar que han realizado evacuaciones preventivas en San Vicente y zona alta de Chalatenango.

La funcionaria también comento que ya son utilizados 230 albergues de los 1 mil 152 habilitados. En esos lugares hay 880 personas refugiadas.

De acuerdo al informe 11 del Marn, Iota mantendrá influencia sobre El Salvador a través de lluvias con cierta intermitencia y, ráfagas de viento moderadas, ocasionalmente, de mayor magnitud.

El mismo documento señala como probables impactos para las próximas 24 horas: probabilidad media (30 % – 60 %) de caída de árboles y vallas publicitarias de diferentes dimensiones, bloqueando caminos principales y secundarios, por humedad y vientos moderados ocasionalmente fuertes.

Para este miércoles 18 de noviembre: la depresión tropical Iota mantendrá un aporte de abundante humedad sobre el territorio, manteniendo el cielo mayormente nublado, con lluvias y chubascos más organizados, tipo temporal, por lo general de moderada intensidad, con énfasis, en zonas altas y montañosas y en la zona occidental en horas diurnas.

Por la noche, es probable que Iota se degrade a un sistema de “baja presión”, de darse esa condición, Iota gradualmente disminuirá su influencia en El Salvador. El ambiente estará relativamente fresco en horas del día y, muy fresco en horas de la noche. Los vientos viajando de componente noreste, con velocidades entre 20 y 30 km/h, así como, ráfagas ocasionales que pueden rondar los 45 km/h.

Jueves 19 de noviembre: se prevé por la tarde y noche, la presencia de chubascos y tormentas, aisladas a dispersas, con énfasis, en alrededores de zonas de montaña, retornando gradualmente a características típicas de la época. El viento estará del noreste durante el día y la noche, entre 9 a 25 km/h y, por la tarde, el ingreso de la brisa marina del suroeste, de 9 a 18 km/h.

Las condiciones anteriores estarán asociadas al flujo del este y noreste, que trae consigo el acercamiento de una nueva onda tropical y a los remanentes de humedad dejados por Iota.

Viernes 19 de noviembre: se prevé lluvias y tormentas aisladas, en los alrededores de la cadena volcánica del territorio nacional, como en zonas altas y montañosas de la franja norte del país. El viento del norte y noreste, con velocidades entre los 10 a 20 km/h, durante la mañana y noche, por la tarde, del sur-suroeste, con velocidades entre los 8 a 15 km/h asociada a la brisa marina.

El ambiente cálido durante el día y fresco durante la noche y madrugada. Estas condiciones se deben a las condiciones típicas de la época lluviosa: flujo del este que transporta humedad proveniente del Caribe y al calentamiento diurno que permite la formación de las nubes con énfasis en zonas altas y montañosas del país.

Fuente: elsalvador.com.