Quantcast
0

CHELSEA: City Manager preocupado de que las ceremonias religiosas sean foco de contagio

Ambrosino dice que espera que la comunidad de feligreses, que está "muy comprometida e involucrada en este esfuerzo", proceda con cautela.
Padre Thomas Domurat, párroco de la Iglesia Santísimo Redentor de East Boston

Padre Thomas Domurat, párroco de la Iglesia Santísimo Redentor de East Boston

El gobernador Charlie Baker anunció el lunes 18 de mayo un plan de reapertura económica para Massachusetts que incluye cuatro fases. En la primera de ellas, que comenzó este lunes, se permite que los lugares de culto religioso abran de inmediato, con ciertas limitaciones.

La noticia llega a medida que las iglesias y otras entidades religiosas se han convertido cada vez más en un punto de debate político y legal de la reapertura en todo el país.

Se permitirá realizar ceremonias religiosas siempre y cuando los que no sean miembros de una misma familia puedan estar distanciados al menos 6 pies de distancia, y la capacidad del recinto sea de 40 por ciento.

No obstante, el City Manager de Chelsea, una ciudad que aún mantiene la tasa de infecciones más alta del estado, manifestó que está especialmente preocupado de que estos lugares de culto puedan convertirse en focos de contagio.

"Tengo preocupaciones sobre Chelsea debido a nuestras altas tasas de infección", dijo. "Reconozco los derechos de la Primera Enmienda para reunirse, y esa es claramente la razón por la que estoy seguro de que el gobernador los incluyó en esta primera ronda de reapertura. Pero las casas de culto con mucha gente reunida han sido vectores de propagación del virus".

Ambrosino dice que espera que la comunidad de feligreses, que está "muy comprometida e involucrada en este esfuerzo", proceda con cautela.

"Los alentaremos encarecidamente a que hagan tantos servicios como puedan al aire libre, no en interiores, y les alentaremos a que si van a hacer algo en el interior, tal vez limiten la ocupación a menos del 40 por ciento requerido", dijo Ambrosino.

El City Manager agregó que en Chelsea hay que ser muy cautelosos a pesar de estos nuevos requisitos para los negocios, y que continúen manteniendo una distancia social y física adecuada en todo momento."El mejor consejo es quedarse en casa a menos que esté trabajando en un negocio esencial o tenga que hacer diligencias esenciales", dijo.

A pesar de las preocupaciones, las reuniones de la iglesia pueden exacerbar la propagación del coronavirus, algo que los funcionarios estatales intentan evitar al imponer normas de seguridad para los lugares de culto reabiertos.



En virtud del compromiso con nuestra comunidad, nuestros esfuerzos se han redoblado estos días para cubrir la crisis del COVID-19. Si nos has elegido para informarte, queremos pedir tu apoyo suscribiéndote a nuestro daily desde $2