Quantcast
0

Negocios Latinos locales han sufrido las consecuencias económicas de la pandemia

El menu de Helados Juli’s en las ventanas del negocio

El menu de Helados Juli’s en las ventanas del negocio

La crisis económica que la pandemia ha causado afectado a la comunidad Latina de muchas maneras, entre ellas, ha sido difícil poder mantener a flote un negocio que depende de los clientes del día a día para sobrevivir.

Daniela García, de 29 años, trabaja en Helados Juli’s en East Boston. Lleva ahí más de un año trabajando y dice que la pandemia afectó la estabilidad del negocio “al principio fue fuerte, no había gente y fue difícil tener que cerrar por un tiempo”.

Sin embargo, aunque García y sus compañeras de trabajo estén aun preocupadas por la incertidumbre que esta “nueva normalidad” nos trae, García asegura que se podrían recuperar probablemente a finales de octubre.

Cuando se trata de mantener el negocio abierto “uno se vuelve creativo para poder seguir vendiendo” dijo García, señalando el nuevo menú que se encuentra pegado en la ventana y que ha remplazado el menú anterior.

Algo que más de uno de estos negocios parece agradecer, es que la gente se ha vuelto mucho mas cuidadosa y limpia, “ahora las personas siempre recuerdan que hay que lavarse las manos y que es importante mantener todo desinfectado” dijo García.

Ana Gutiérrez, originaria de El Salvador y dueña del salón de belleza Ana’s Beauty Salon, dice que sin duda alguna los clientes se han vuelto más limpios, “en nuestro negocio siempre hemos procurado tener todo impecable, pero ahora los clientes también nos ayudan a mantenerlo así”.

Los clientes también se han vuelto muy organizados, porque ahora todos hacen sus citas por adelantado, dijo Gutiérrez.

Ana’s Beauty Salon, tuvo que cerrar indefinidamente como los otros negocios el 24 de marzo y cuando lograron abrir Gutiérrez dice que se dio cuenta de que corren con la suerte de ser un negocio “que se dedica a el cuidado personal y se ha vuelto esencial para muchas personas”.

Ana's Beauty Salon

Ana's Beauty Salon

Aunque de todas maneras algunos clientes aún no han regresado al salón ya que, no pueden gastar dinero por que han perdido su empleo y tienen miedo de no estar preparados para un segundo rebrote.

“La gente también esta cuidando en que gastar su dinero, porque muchos de nosotros lo enviamos para nuestro país,” dijo Gutiérrez.

A pesar de tener ayuda del gobierno, para Ana Gutiérrez el negocio ha cambiado y no ha sido tan fácil adaptarse, sin embargo, espera que para diciembre logre recuperarse.

La tienda de cosméticos Aqua, que lleva ya 14 años en East Boston ha logrado sobrevivir gracias a que la dueña de este negocio decidió agendar citas por separado con cada cliente que requería algún producto de su tienda.

Cuando la pandemia comenzó, “la gente estaba llena de miedo y temía salir por terror al contagio”. La dueña de Aqua cuenta que la gente no tenía dinero para comprar productos de belleza en su negocio y debido a la crisis junto con el desempleo, el consumo se ha visto reducido, por lo tanto la venta de productos ha decaído.

Aparte de eso, muchos latinos no recibieron el cheque del desempleo porque “hay personas que no tienen su situación legal definida y no pudieron obtener ayuda”.

Los clientes tampoco ven muchos de estos productos como necesarios, por lo tanto, la gente se limita en comprarlos y la dueña cree que la siguiente semana las personas que dejarán de recibir ayuda del gobierno, gastarán aún menos.

Otro de los negocios que también se sintió afectado fue Lolly’s bakery, la panadería que se encuentra en Bennington Street, que cuenta con un espacio muy limitado para atender a sus clientes, lo cual fue una de las primeras preocupaciones que tuvo en mente Daniela Vargas, una de las trabajadoras de este negocio.

“Todo cambió, y nosotros tuvimos que cambiar muchas cosas también, para poder seguir atendiendo a la gente, pero lo importante siempre es saber adaptarse”.

A pesar de la cantidad de cambios por los que han tenido que pasar este y otros negocios, si algo está claro es que sigue siendo muy pronto para poder predecir cuándo se podrán recuperar económicamente.



En virtud del compromiso con nuestra comunidad, nuestros esfuerzos se han redoblado estos días para cubrir la crisis del COVID-19. Si nos has elegido para informarte, queremos pedir tu apoyo suscribiéndote a nuestro daily desde $2