Quantcast
0

Mexicana violada por cura exige acciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos

Ana Lucía fue violada a los 8 años
Foto de referencia de un sacerdote

Foto de referencia de un sacerdote

Ana Lucía Salazar, víctima de violación cuando era niña por parte de Fernando Martínez, entonces sacerdote de los Legionarios de Cristo, en entrevista para Imagen, con Francisco Zea, cuestionó el comunicado de prensa por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) respecto a su caso.

"La causa no es Ana Lucía Salazar; a Ana Lucía Salazar la violaron a los ocho años, hoy Ana Lucía Salazar ya tiene 36 años, ya pasó mucho tiempo, y creo que es importante darle el lugar que merecen los niños y las niñas en este país”, sentenció.

"Yo ingresé una carta en la CNDH, junto con otras dos víctimas; que fue una carta de hechos, porque quejas no podíamos porque estaba prescrito, pero debido a la relevancia que tomó el tema hubo una especie de discurso, o una especie de carta pública por parte de la CNDH, porque no lo veo como un posicionamiento digno, sonoro, rugiente, que de verdad permita que nosotros como sociedad salgamos a proteger a la infancia de nuestro país, que eso sí es nuestro patrimonio, ellos sí son importantes y ellos sí son el foco en donde debemos estar aunque no voten, aunque no tengan partido político”, puntualizó.

"Entonces me dolió muchísimo este posicionamiento, porque entre las cosas que omite la CNDH el llamamiento a la SEP; a mí esto me ocurrió en la escuela y entonces digo yo, has de cuenta que me encerraron en la escuela de por vida y me dejaron ahí, porque nadie está fincando las responsabilidades a las instituciones que deben de dar la cara por un delito de pederastia”, agregó.

¿Qué estaba haciendo la SEP en 1991, hasta 1993; y desde el 69 que Fernando Martínez estuvo en colegios, uno tras otro, violando niños?, ¿durante 50 años en dónde estuvo la SEP, en dónde está la Subsecretaría de Asuntos Religiosos dando un statement, una posición de verdad importante, una oratoria de verdad importante, donde se le están fincando responsabilidades?”, cuestionó.

Señaló que “la CNDH se queda corta, porque ellos tienen desde el 2015 un acuerdo de recomendaciones respecto a la pederastia clerical en específico, porque respecto a la pederastia generalizada también lo tienen, pero este es superimportante”.

Al referirse a lo que debe hacerse con la congregación donde esto suceda, dijo “que no puedan tener colegios a su mando, cómo es posible que hasta hoy tengan colegios”, por lo que pidió “un castigo claro”.

Respecto a que en el comunicado no se señala la comisión de un delito, expresó que “ya sabemos que no tienen cuidado, y que no les interesa tener el menor cuidado, porque no están tomando la responsabilidad de sus actos; eso primero, Fernando Martínez nunca va a tomar la responsabilidad de sus actos, y la responsabilidad no es sólo salir si soy un violador, porque él ya es un violador confeso. No hay nadie señalando, ni haciéndole pagar su delito como violador confeso, no hay nadie señalando a los cómplices y a los encubridores, no hay nadie señalando que estos señores están saliendo a las escuelas a violar niños y que como institución se están protegiendo”.

Consideró que “hay una confusión tremenda por parte de la sociedad diciendo que hay algunos buenos, que hay algunos malos. Definitivamente, en todas partes hay gente buena y hay gente mala, pero es como si nos vamos nazi por nazi, mejor condenamos el nazismo. Entonces aquí tenemos que condenar a una institución que desde el inicio ha tenido un proteccionismo a favor de su propia institución, no a favor de los niños, siendo que vive y subsiste por los niños, porque tienen colegios, y hasta hoy no han hecho absolutamente ningún cambio, ni han entregado a los violadores que tiene resguardados”.

Con información de Excélsior