Quantcast
0

Salvadoreño de Boston fue aceptado en siete universidades americanas

Miguel Aguilar se graduará del MIT y quiere seguir el doctorado en Química Biológica
EL SALVADOR. Miguel Ángel Aguilar Ramos se graduará en mayo próximo como licenciado en Química y Biología del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en donde ha demostrado excelente desempeño académico

EL SALVADOR. Miguel Ángel Aguilar Ramos se graduará en mayo próximo como licenciado en Química y Biología del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en donde ha demostrado excelente desempeño académico

Sin ningún asomo de ego, ni vanidad, ni malicia, pero sí con mucha alegría Miguel Ángel Aguilar Ramos, el joven originario de Chalatenango que estudia becado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), de Boston, Estados Unidos, confirmó ayer que ha sido aceptado en siete de ocho prestigiosos centros universitarios a las que aplicó a finales del año pasado, con miras a realizar el doctorado en Química Biológica.

La Universidad de Berkeley, el Instituto de Tecnología de California (Caltech), la Universidad Cornell, la Universidad de Harvard, el Centro de Investigación Oceanográfica Scripps, la Universidad de Stanford y la Universidad de Yale son las instituciones que le dieron el sí al talentoso salvadoreño. La octava universidad aún no le envía la respuesta.

“No estoy seguro si es algo que no tenga precedentes antes, pero me siento muy agradecido de haber sido aceptado en los programas a los que aplique”, expresó al ser consultado sobre el nuevo logro.

El joven manifestó que envió aplicaciones a varias universidades en aras de asegurarse que alguna lo aceptara, pero de acuerdo con sus palabras realmente no se imaginó que la mayoría le respondiera de manera positiva, algo que aconteció entre mediados de diciembre y las primeras semanas de enero.

De hecho cuando El Diario de Hoy lo entrevistó a fines de diciembre 2019 ya había recibido notificaciones de Yale y Caltech.

Al consultarle qué aspecto cree que fue decisivo para que lo aceptarán todos esos centros, señaló que “probablemente la determinación y la investigación que mantuve presente todos los años en los que he estado aquí en el MIT”.

Insistió en que la decisión a tomar es difícil porque todas son universidades de alto perfil, pero como tiene la invitación para visitar sus campus confía que eso le dará un norte. Según externó, la primera visita, que será dentro de un mes, la hará al Scripps.

Miguel se graduará del MIT como licenciado en Ciencias Químicas y Biológicas, en mayo próximo. A fines de 2019 su promedio de carrera era de 4.9, dentro de la escala de 5.0 con que califican en Estados Unidos. Él indicó que eso equivale a un 9.8 del sistema salvadoreño.

Su aspiración es que en su doctorado pueda realizar investigación sobre la interfaz entre la Química y Biología, algo en lo que ya ha estado trabajando con profesores en los laboratorios del MIT.

EDUCACIÓN. Miguel se graduará del MIT como licenciado en Ciencias Químicas y Biológicas

Crédito: El Diario de Hoy

EDUCACIÓN. Miguel se graduará del MIT como licenciado en Ciencias Químicas y Biológicas

“Con el que estoy actualmente trabajamos con un cierto tipo de enzimas que se llaman trazas y lo que estamos tratando de hacer es mejorar fármacos, antibióticos, para hacerlos más potentes, selectivos contra bacterias y agentes antineoplásicos, que son anticáncer; para reducir los efectos secundarios que tienen cuando se administran al ser humano”, explicó en su momento.

En medio de sus jornadas de clases teóricas y su trabajo en el laboratorio, ya ha hecho una publicación científica en la revista Química Analítica. Su artículo sobre método analítico para ver la efectividad de enzimas, trazas, salió en mayo 2019.

El progreso de Miguel Aguilar no es algo fortuito. Su llegada en 2016 al MIT – una institución de alta excelencia académica de la que han surgido 76 premios Nobel – fue gracias a que toda su vida académica mantuvo alto rendimiento académico. Incluso, si bien el Tecnológico de Massachusetts le dio beca, se requirió que su familia pusiera un complemento anual así que tuvieron que tocar puertas para encontrar esos fondos. Lograron reunirlos gracias a una persona altruista que cree en la educación.

Hoy para que pudiera mandar aplicación a estos centros con el fin de que cumpla su meta del doctorado, sus padres Miguel Ángel Aguilar y Carla Anayansi Ramos de Aguilar, quienes son empleados, han hecho un nuevo esfuerzo económico. Sin embargo, los costos de estudio correrán a cargo del centro que elija.

El chalateco cursó la Educación Básica en el Centro Escolar Carlos Arnulfo Crespín y la educación Media en el Instituto Nacional Francisco Martínez Suárez, ambos de Chalatenango: Sin embargo, su pasión por la Química y la investigación surgió y se potenció cuando formó parte del Programa de Jóvenes Talento, con sede en la Universidad de El Salvador (UES).

En el citado programa cosechó todos los años medallas a la excelencia. A ellas sumó seis preseas (tres de bronce, dos de plata y una de oro) que obtuvo durante participaciones en olimpiadas regionales, iberoamericanas y mundiales de Química.

Miguel Ángel explicó que sus papás y amigos están muy felices de que ha sido aceptado en las siete universidades.

“Con mi esposo estamos bien contentos. Cuando le acababan de avisar de la universidad me decía: mamá ya me aceptaron en esta, y nosotros bien emocionados. Yo le decía ya ves hijo, tené fe que te van a aceptar en todas las universidades”, afirmó la orgullosa madre.

Ella explica que si bien saben que su hijo tiene un buen nivel académico, al principio estaban preocupados ante el hecho de que ser un estudiante internacional lo pusiera en desventaja frente a los jóvenes estadounidenses que aplican a los doctorados, pero se siente satisfecha de que al final no ocurrió así y que su esfuerzo vale la pena.

“Como papás hay que hacer un poquito de esfuerzo porque en esta vida usted sabe que todo es un sacrificio, nada es gratis, pero al final gracias a Dios viene la recompensa”, agregó.

Fuente: El Salvador