Quantcast
0

Yvonne García: ‘Una sensación de calma’ en la tormenta

La Chief of Staff del CEO de State Street Corporation, ha sido galardonada con el premio Women Who Mean Business 2020 del Boston Business Journal.
Yvonne García, Chief of Staff del CEO de State Street Corporation.

Yvonne García, Chief of Staff del CEO de State Street Corporation. GARY HIGGINS / BOSTON BUSINESS JOURNAL

Para leer el artículo en inglés en el Boston Business Journal haz click aquí

Yvonne García es la Chief of Staff del presidente y CEO de State Street Corp., Ron O’Hanley, una función que incluye la supervisión de las comunicaciones internas del gigante de los servicios financieros globales, entre otras responsabilidades. Pero eso está lejos de ser el único papel de liderazgo que había tenido: se desempeñó como presidenta de la Junta Asesora de la Red de Mujeres de la Cámara de Comercio de Boston, presidenta nacional de la Asociación de Profesionales Latinos para América (ALPFA) y cofundadora de Milagros para Niños, una iniciativa filantrópica conectada al Boston Children's Hospital. Recientemente habló con Greg Ryan del Business Journal.

“Soy la jefe global de comunicaciones internas. Ese rol fue realmente crítico durante la pandemia, tratando de mantener a nuestros empleados informados y comprometidos. Tenemos 40.000 empleados y más de 20.000 contratistas en todo el mundo. Cuando comenzó la pandemia, (el trabajo) fue literalmente las veinticuatro horas del día. Debido a que este era un territorio tan desconocido, y debido a mi mandato global, estaba literalmente trabajando las 24 horas, los 7 días de la semana”.

“Mi hija está en la universidad. Mi hijo está en octavo grado. Siempre he estado en posiciones que requieren mucho tiempo y sacrificio, desde una perspectiva personal. Cuando estoy con ellos, me aseguro de que sea su momento. Pero cuando no estoy con ellos, me aseguro de que entiendan por qué, y les traigo todas las lecciones que aprendo. Soy muy abierta sobre las decisiones que tomo o los obstáculos que se me presentan, y comparto con ellos esas historias y les hablo de cómo abordé esos problemas. Porque ya veo que ellos mismos tienen mucha confianza. Me gusta pensar que mi ejemplo como líder tiene algo que ver con eso. No están recibiendo la comida hecha en casa por las noche, pero ojalá que los ejemplos y el modelo a seguir sean igualmente valiosos para ellos”.

“Cada puesto que he asumido a lo largo de mi carrera ha sido intencional. Cada uno sirve como un trampolín y llena una vacante que siento que es necesaria para convertirme en CEO. Poder observar a un CEO global (el CEO de State Street, Ron O'Hanley) liderar durante una crisis, mientras trataba de cumplir con los objetivos a largo plazo que se establecieron para la empresa, ha sido una gran lección. Bromeo y digo que es como una pasantía de CEO. Realmente capturo lo que en mi mente será clave para convertirme en una CEO”.

“Siento un gran sentido de responsabilidad y de rendición de cuentas al saber que estoy en un puesto de alto nivel en una institución global. Por muy orgullosa que esté de estar en este cargo, me da casi un poco de ansiedad. Estoy en un puesto importante, donde puedo influir para abrirle las puertas a otros. A través de mi papel como jefe de la Junta Asesora de la Red de Mujeres de la Cámara de Comercio de Boston, por primera vez en la historia de la cámara, implementé una métrica de diversidad de que al menos un 25% de mujeres de color formaran parte de esa Junta. Acabamos de cumplir nuestra meta el mes pasado. Yo solo seleccioné a la mayoría de las mujeres de color en esa junta. Se puede decir, después de algunas de nuestras reuniones con este nuevo grupo de mujeres líderes increíbles, cómo la conversación se ha vuelto más relevante, más estratégica. Es porque finalmente hay un grupo diverso de miembros que tienen diferentes perspectivas y diferentes experiencias de vida que se prestan a resultados más enriquecedores”.

“Lo único que espero que traiga el 2020, especialmente como mujer de color, son mayores oportunidades para que las mujeres de color lideren y se coloquen en puestos de liderazgo en todas las industrias. El hecho de que las empresas tengan un rendimiento superior cuando tienen mujeres en puestos de liderazgo; ese hecho siempre ha estado ahí. Pero espero que 2020 haya puesto el foco en eso y que las organizaciones realmente actúen para garantizar que continúen elevándose dentro de sus organizaciones o adquieran talentos diversos en roles de liderazgo”.

“Hay un cierto aspecto de una mujer líder que brinda una sensación de calma mientras navega por múltiples escenarios y trabaja bajo presión. Corrí el maratón el año en que tuvimos esas tormentas torrenciales. Cuando comenzamos en Hopkinton, creo que se avecinaba granizo. Salió este informe, que los hombres simplemente despegaron muy rápido, solo tratando de terminar de una vez, terminar la carrera lo más rápido posible. Mientras que las mujeres, cuando vemos que hay un camino difícil por delante con muchos obstáculos, tendemos a dar un paso atrás y pensar estratégicamente sobre cómo vamos a llegar allí, y tenemos este ritmo constante, mientras pensamos en todo lo que estamos a punto de aguantar. Ese año, más hombres que mujeres abandonaron el maratón”.

“Hay algo que decir acerca de las mujeres que superan una crisis. Existe la inteligencia emocional que surge, que resalta y aumenta y amplifica el aspecto afectivo de la ecuación, y luego está la capacidad de navegar y planificar estratégicamente alrededor de los obstáculos y cómo van a superarlo, con mano firme”.

Para leer el artículo en inglés en el Boston Business Journal haz click aquí



Suscríbete gratis a la Guía Electoral para Massachusetts que creamos para ti y obtén durante 7 días toda la información que necesitas para prepararte para las Elecciones 2020. Suscríbete Aquí.