0

Latinos que hicieron historia en el deporte estadounidense

La MLB, NBA y MLS tienen en sus registros a varios latinos como hombres récords
UNÁNIME. Mariano Rivera arribó al Salón de la Fama de Cooperstown con el 100% de los votos / EFE

UNÁNIME. Mariano Rivera arribó al Salón de la Fama de Cooperstown con el 100% de los votos / EFE

En el deporte estadounidense los récords son sagrados. Unos parecen imposibles de alcanzar, como los 100 puntos en un juego de NBA, autoría de Wilt Chamberlain, pero otros se han venido a menos frente a la extensa labor de las nuevas generaciones.

Algunas de estas marcas hoy tienen dueños diferentes a los del pasado, con influencia latina en muchos casos.

La MLB, NBA y MLS no escapan y tienen en sus registros a varios latinos como hombres récords en sus libros de historia.

MLB

El béisbol ha sido el deporte que mayor satisfacción ha brindado a los atletas latino en territorio estadounidense. Lo que en principio fue el primer paso de los extranjeros en una dura competencia hoy hace que en Estados Unidos se hable español.

Múltiples MVP, Novatos del Año y campeones mundiales, unos pocos se han afirmado por encima del resto al verse como piezas que marcaron un antes y un después en el desarrollo de la disciplina.

Mariano Rivera es uno de ellos. Ya como lanzador activo, el cerrador panameño y figura de los Yanquis de Nueva York apareció como el tipo más difícil de descifrar en la etapa final de los encuentros de los Mulos donde le tocaba ver acción. Su recta cortada sigue siendo motivo de estudio, así como su limpia mecánica que lo alejó de importantes lesiones y estiró su carrera a lo largo de 19 temporadas.

Pero su mayor logro llegó después de retirado, cuando en su primer año para ser electo al Salón de la Fama de Cooperstown logró ser exaltado al templo de los inmortales como ningún otro lo había hecho antes, sumando el 100% de las papeletas de los electores en el año 2019.

Otro nombre importante es el de Ozzie Guillén, Novato del Año en sus viejas andanzas con los Medias Blancas de Chicago, pero cuyo trabajo de mayor renombre fue el título de Serie Mundial como mánager en el calendario de 2005, convirtiéndose en el primer latino estratega en alzar el trofeo de campeón.

Sobre el primer paso, la historia muestra al cubano Esteban Bellán como el primer latino en ver acción dentro del sistema de grandes Ligas. Los registros muestran al isleño como pieza de los Troy Haymakers en 1871.

NBA

En el mundo del baloncesto, el puertorriqueño Butch Lee luce como el primer latino en decir presente en el tabloncillo de la cita basquebolística más importante de franquicias. Además, ostenta además la marca de ser el primero en conseguir un título de campeón.

Aunque debutó en la 1979-1980 con el uniforme de los Hawks de Atlanta, pasó en la misma campaña a jugar para los Cavaliers de Cleveland, misma organización con la que comenzó la zafra 1980-1981; no obstante, a mitad de calendario hizo maletas y llevó su juego a California, donde se desenvolvió como pieza de los Lakers de Los Ángeles, coronándose ese año.

Fueron sus dos únicos años en la liga.

Pese a su incursión, no tuvo el éxito del argentino Manu Ginóbili, pieza fundamental de la etapa dorada de los Spurs de San Antonio y el sexto hombre por excelencia de la NBA durante sus 16 años en territorio tejano.

Allí, el del sur ganó cuatro anillos de campeón, fue en par de ocasiones al Juego de Estrellas y se llevó el premio a Sexto Hombre en una oportunidad. Su influencia fue tal en la etapa pletórica de los Spurs que en la recientemente finalizada temporada de la NBA fue retirada su camiseta con el conjunto de sus amores, siendo clave en un grupo que junto a Tony Parker y Tim Duncan pusieron en todo lo alto el nombre de la organización.

MLS

Cuando se piensa en el fútbol de los Estados Unidos se asume que el desarrollo no fue tal sino hasta el presente, cuando la MLS pasó a ganar mucho terreno en comparación con otras disciplinas de larga data y tradición en territorio norteamericano. Pero los nombres de los principales futbolistas del mundo también se vincularon al soccer.

Por ejemplo, Pelé, al ojo de muchos el mejor jugador que alguna vez haya estado sobre el gramado, fue figura del New York Cosmos entre 1975 y 1977. Una vez arribó a Estados Unidos, su nombre ya estaba vinculado al de las leyendas del balompié, por lo que no fue difícil llamar la atención de propios y extraños en el país para asomarse a los estadios y ver a un dios del deporte en persona.

Las labores con el combinado de la Gran Manzana se tradujeron en otro éxito, en el de ser tomado en cuenta y exaltado al Salón de la Fama del Fútbol Nacional, hecho que se materializó en la clase de 1993.

Ya con la MLS como liga principal, los focos estuvieron puestos en otro latino de talla mundialista, aunque con un poco menos de fama: Carlos Valderrama. El colombiano, para muchos el mejor exponente de este deporte en su país, fue MVP de la primera campaña del mencionado torneo, en 1996, cuando vestía el uniforme del Tampa Bay Mutiny.

Con los de Florida, “El Pibe” marcó cuatro goles y repartió 17 asistencias en 27 duelos.

En la actualidad, el latino de mayor desarrollo en la MLS es el venezolano Josef Martínez, pieza del Atlanta United, y quien ostenta la marca de más goles en una temporada, con 31, hito alcanzado el pasado almanaque.

Campeón en 2018, goleador y también MVP, el atacante llegó a sumar una racha de 15 encuentros marcando un gol o más hasta que el pasado 22 de septiembre sufriera una lesión en la rodilla derecha.

Su caso es el segundo más largo en la disciplina, solo por detrás de los 21 juegos agitando las redes del argentino Lionel Messi en la campaña 2012-2013 con el uniforme del Barcelona de España.