0

5 astros bostonianos que quizás dejen a los Medias Rojas

La necesaria reconstrucción debe ocurrir con vistas a 2020 quizás tenga que suceder sin uno de los principales bateadores del equipo y otras figuras

EFE

La próxima versión de los Medias Rojas tendrá que construirse sin algunas de las figuras actuales, incluyendo a uno de sus bates más célebres, un antiguo ganador del premio Cy Young y varios integrantes de la reserva.

1) J.D. Martínez.

Es uno de los principales bateadores del equipo y de la Liga Americana.

Scott Boras, agente del toletero derecho, ya empezó a preparar el camino, hablando de la producción que aporta y slugger y resaltando su capacidad para defender el outfield, aunque lo suyo sea mayormente el rol de designado.

Es difícil creer que podrá recibir una oferta que supere los 62,5 millones de dólares que le quedan en su contrato hasta 2022. Pero es Boras. Lo extraño sería que no probara nuevamente el mercado.

2) Rick Porcello.

Hace tres campañas ganó el premio Cy Young y en 2018 fue un adecuado miembro de la rotación. Este año ha resultado un muy discreto miembro del staff. Parece difícil creer que seguirá en Boston.

Porcello es la única pieza renovable de un cuerpo de abridores que únicamente tiene a Eduardo Rodríguez como orgullo esta vez. No parece que la nueva gerencia tenga motivos para mantenerlo a bordo.

3) Brock Holt.

Toda escuadra ganadora requiere algunos jugadores capaces de cubrir varias posiciones sin desmerecer con el bate. Holt es la versión de los patirrojos de ese necesario súper utility.

Los Astros tuvieron que resignarse a perder a Marwin González en el pasado mercado invernal. No perdieron nivel competitivo, a pesar de su marcha a Minnesota. Posiblemente suceda eso en este caso, también.

4) Mitch Moreland.

El ex prospecto de los Rangers se convirtió en un adecuado productor en la primera base del Fenway Park. Su aporte, pese a las lesiones eventuales, resultó positivo. Pero la inicial es una almohadilla en la que puede acomodarse otros jugadores, bien sea que están en casa o que pueden llegar como agentes libres. Será una despedida triste, pero posiblemente nadie eche de menos al slugger en 2020.

5) Steve Pearce.

Fue uno de los más útiles peloteros saliendo de la banca en la ruta a la última Serie Mundial. De hecho, fue estrella del Clásico de Otoño, al convertirse en el Jugador Más Valioso. Peor no es titular en Boston y los problemas físicos le impidieron colaborar grandemente esta vez.

Su nombre será un recuerdo grato en los años por venir.