0

Servicios de las Escuelas Públicas de Boston para estudiantes con necesidades especiales

Niños con dificultades de aprendizaje, problemas de lenguaje o autismo pueden recibir ayuda especializada
Miembros de la Oficina de Educación Especial de Boston (de izq. a der.)  Shelia Litif, Zachary Houston, Cindie Neilson, Alicia Scott, Porsche Paulding, Janet Morrison, Lourdes Borrero-Jones and Daniel Mayers.

Miembros de la Oficina de Educación Especial de Boston (de izq. a der.) Shelia Litif, Zachary Houston, Cindie Neilson, Alicia Scott, Porsche Paulding, Janet Morrison, Lourdes Borrero-Jones and Daniel Mayers. Foto: cortesía BPS

Si su hija o hijo tiene dificultades en el aprendizaje, alguna discapacidad o autismo, las Escuelas Públicas de Boston (BPS por sus iniciales en inglés) pueden ayudarle. El Planeta entrevistó a Cindie Nielson, vicedirectora de Educación Especial de la institución, para obtener más información sobre este tema.

BPS ofrece “servicios a más de once mil estudiantes con discapacidades desde los 3 hasta los 22 años de edad. Los tipos más comunes de discapacidades en estudiates incluyen dificultades de aprendizaje, entre ellos la dislexia (problemas con la lectura), la discalculia (problemas con las matemáticas) y la disgrafía (problemas con la expresión escrita); así como el autismo, que es un serio desorden de desarrollo que perjudica la capacidad de comunicarse y relacionarse”, señaló Nielsen en un email previo a la entrevista telefónica.

Nielson indicó que también existen acomodaciones especiales para estudiantes con discapacidad visual, auditiva o de movimiento además de varios tipos de terapias, entre ellas la de lenguaje, ocupacional y física.

La terapia de lenguaje puede ayudar a su criatura a hablar más claramente y a comunicarse mejor. La terapia ocupacional presta atención a las habilidades motoras finas, como son, entre otras, los pequeños movimientos de los dedos de las manos que ocurren al tratar de cortar un papel con tijeras, al usar el lapiz para trazar una línea o al sostener un tenedor. La terapia física tiene que ver con las habilidades motoras gruesas, es decir el uso de los musculos más grandes para caminar, saltar, correr y nadar.

Nielson puntualizó que el plan de servicios a cada chico o chica se diseña “de acuerdo con sus necesidades individuales y específicas. BPS determina las necesidades del estudiante basado en tests suministrados por el distrito o una evaluacion realizada por un médico, que luego es considerado por un equipo de profesionales en la escuela del niño o niña para determinar qué servicios y apoyo puede necesitar”.

Señaló que si se desconoce si la criatura tiene alguna discapacidad, se debe recurrir a su profesor o profesora o al coordinador de educación especial de su escuela. Para mayor información se puede llamar al 617-635- 8599 o asistir a uno de los BPS Welcome Center (Centros de Bienvenida) ubicados en Dorchester, Roslindale, East Boston y Roxbury. Indicó que tienen personal calificado que habla español.

“Los estudiantes reciben servicios si ellos no son capaces de realizar progresos en su aprendizaje en su ambiente escolar” agregó.