0

“No es imposible”, dice Alex Cora. Y tiene razón

El manager de los Medias Rojas no vende ilusiones, pero tampoco se entrega. ¿Qué necesita hacer su equipo en septiembre? Las cuentas dan, en este camino sin duda cuesta arriba
Alex Cora pidió a sus hombres disfrutar lo justo y mantenerse enfocados para seguir buscando las victorias

Alex Cora pidió a sus hombres disfrutar lo justo y mantenerse enfocados para seguir buscando las victorias EFE

El manager Alex Cora tuvo una respuesta sincera cuando este domingo, último día de la gira por Toronto, abordó la pregunta sobre el chance de sus Medias Rojas en septiembre, el mes final de la temporada regular en las Grandes Ligas.

“No es imposible”, señaló el piloto puertorriqueño, delante de cámaras y micrófonos.

Es verdad. No es imposible. Tampoco es lo que quisieran oír los aficionados, porque casi es la aceptación de cuán imposible puede resultar la tarea. ¿Suena complicado? Veámoslo de esta otra manera: un estratega no usa esa frase, salvo que su escuadra esté muy, muy comprometida en su intento por meterse en los playoffs. Y Boston lo está.

¿Qué necesita la tropa de Alex Cora? Ganar mucho, por supuesto. No perder una sola vez, preferentemente, aunque esto sí es prácticamente imposible. En el mejor de los casos, los patirrojos van a caer en algunos duelos. Pero incluso así, todavía pueden entrar a la postemporada.

La clave está en repetir lo sucedido la semana pasada. El tour de ocho cotejos fuera de casa terminó con balance de 6-2. La diferencia respecto a los puestos del wild card se redujo dos juegos. Cinco todavía parecen mucho, pero restan cuatro semanas. A dos juegos por semana, las cuentas darían.

No es imposible.

El calendario permite creerlo, si las visitas de los Mellizos y los Yanquis tienen finales felices. Son dos de los clubes más ganadores de 2019, líderes en las divisiones Central y Este de la Liga Americana. Son siete choques cruciales, como todo lo que queda por jugarse. Si el balance es negativo, quizás llegue para el domingo la hora del adiós.

Las proyecciones dan entre 92 y 93 victorias para Minnesota, Oakland y Tampa Bay, las novenas que están arriba en la pelea por el comodín. Los bostonianos tienen que jugar para 20-5 para superar eso.

No es imposible. Pero casi. Cada día será una cuenta regresiva.