Quantcast
0

Popeye, de nuevo a la cárcel por magnicidio de Guillermo Cano

La Fiscalía le dictó medida de aseguramiento por su presunta participación en la planeación del crimen
Imagen de referencia de una celda en una cárcel

Imagen de referencia de una celda en una cárcel

Todo indica que la estancia en la cárcel de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, se prolongará más de lo esperado. Hace un año fue capturado en el marco de una investigación por sus supuestas alianzas con una "oficina" de ajuste de cuentas que estaba amenazando a sus víctimas en Medellín.

Ahora, que estaría a punto de recobrar su libertad, la Fiscalía le dictó una nueva medida de aseguramiento para que responda por su supuesta participación en el crimen del exdirector de ‘El Espectador‘ Guillermo Cano, asesinado en diciembre de 1986. El nuevo requerimiento judicial le será notificado a alias Popeye en la cárcel de La Tramacúa, en Valledupar, lugar a donde había sido enviado para que respondiera por los cargos de concierto para delinquir y extorsión agravada.

En cuanto cumpla su periodo de detención, Popeye deberá atender el nuevo requerimiento judicial por el magnicidio de Cano, en el cual habría participado cuando fue sicario del cartel de Medellín. Según la Fiscalía, después de 33 años de haberse cometido el crimen, surgieron nuevos testimonios de confesos integrantes y colaboradores de la mafia.

"Hay indicios que darían cuenta de su participación en una reunión en la que los cabecillas del cartel de Medellín, entre ellos Pablo Escobar, concertaron atentar contra Guillermo Cano Isaza por sus publicaciones contra la organización narcotraficante y definieron la forma y quiénes ejecutarían el crimen", indicó la Fiscalía.

Llama la atención que en la misma decisión fue asegurado con medida no privativa de la libertad a Gustavo Adolfo Gutiérrez Arrubla, alias Maxwell, señalado hombre de confianza de Pablo Escobar. A Maxwell se le sindica de haber hecho las labores de inteligencia en Bogotá y de identificar los movimientos y rutinas del comunicador. Con esta información, un grupo de sicarios al servicio del cartel habría asesinado al periodista en el occidente de Bogotá, cuando se movilizaba hacia su residencia.

Alias Maxwell tendrá que presentarse de manera periódica ante la Fiscalía, no podrá salir del país, deberá mantener buena conducta individual, familiar y social; tampoco podrá tener contacto ni comunicación con las víctimas, y pagar una caución equivalente a diez salarios mínimos.

El crimen de un hombre que encaró a la mafia y desafió el poder corruptor de Pablo Escobar fue declarado de lesa humanidad en el año 2010. Hasta ahora, la única condena que ha proferido la justicia fue contra Luis Carlos Molina Yepes, quien purgó seis años de prisión de los 16 a los que fue condenado. Fue asesinado estando tras las rejas.

Con información de Semana