0

5 señales de que los Medias Rojas van en serio

Los campeones defensores de la Serie Mundial tratarán en esta nueva semana de poner por fin su récord sobre .500, pero están jugando ya al nivel que de ellos se esperaba

Los Medias Rojas comenzarán otra semana con récord negativo en la tabla general de ganados y perdidos. Eso es malo. Pero la paliza sabatina contra los Medias Blancas, en Chicago, realzó las señales de que el viento sopla ya en dirección contraria a la de aquel vendaval que condujo a la tropa de Alex Cora a su naufragio de abril.

Las nueve carreras en un inning, las 15 rayitas en el juego, la demostración de contar por fin con la deseada combinación de buen bateo y buen pitcheo prueban que Boston está en pleno ascenso.

La rotación sigue mejorando. El venezolano Eduardo Rodríguez completó seis actos de una carrera y tiene 3.45 de efectividad en sus últimas cinco aperturas. El veterano David Price enseña 3.75 y ha sido el más regular en el quinteto. Rick Porcello muestra 2.29 en sus más recientes tres incursiones. El as Chris Sale trabajó en blanco al inicio de la serie contra los patiblancos. Y el mexicano Héctor Velázquez ha sido un reemplazo más que adecuado para la ausencia de lesionado Nathan Eovaldi, con 3.72 en su doble rol de relevista e iniciador.

El peligroso dúo de 2018 está en plena producción. J.D. Martínez nunca ha bajado los brazos y Mookie Betts está encendido. El primero llegó al domingo con .910 de OPS y el segundo con .892, muy lejos del slump de las primeras de cambio.

Las lesiones van quedando atrás. Eduardo Núñez está de regreso, Dustin Pedroia alista su retorno y es posible que Eovaldi sea el de antes cuando termine su rehabilitación, una vez removidas las astillas óseas que tenía en el codo y que le hicieron empezar la justa sin dominio en la loma.

Hay generación de relevo. El criticado sistema de granjas de los patirrojos, devastado en las últimas zafras para poder adquirir a estrellas como Sale, ha sido capaz de aportar a Michael Chavis, antigua selección número uno del draft, autor de dos jonrones el sábado y dueño de una línea temible para un novato, temible para un camarero, temible para un utility, con .354/.466/.771 y seis cuadrangulares, líder de la novena en 2019.

Llegaron las victorias. Como consecuencia del nuevo panorama, la ley de los promedios está imponiendo su peso. Sí, abril dejó un balance horrible. Pero los dirigidos por Cora han ganado cuatro de sus últimos cinco choques y siete de sus últimos 10.

Todavía tienen marca negativa. Pero están jugando como lo que son: los campeones defensores de la Serie Mundial. Ahora sí van en serio en pos de la reconquista.