0

Londres fue una fiesta, que terminó en un desastre deportivo para los Medias Rojas

Los Yanquis barrieron en el estadio del West Ham United, a pesar de la buena apertura del venezolano Eduardo Rodríguez y debido al desplome de los relevistas. Otro llenazo celebró en las tribunas
Xander Bogaerts (Captura MLB Network)

Xander Bogaerts (Captura MLB Network)

La aventura de los Medias Rojas en Londres comenzó con sonrisas, estuvo cargada de anécdotas y terminó en un desastre deportivo para Boston, que ganaba 4 carreras por 2 en el séptimo inning y terminó perdiendo el juego y la serie ante los Yanquis, su más acérrimo rival.

Las 10 carreras de Nueva York entre el séptimo y el octavo tramo estropearon lo que parecía una merecida victoria del venezolano Eduardo Rodríguez, que se fue a las duchas con 5.1 entradas y apenas dos rayitas en contra. La barrida durante el fin de semana puso a la tropa de Alex Cora a 11 choques por detrás del primer lugar, en poder de sus oponentes en suelo inglés, alejándoles también de los Rays, dueños del segundo puesto.

“Tenemos que jugar mejor”, dijo Cora, sin atenuantes, a través de NESN. “Lo vengo diciendo desde el primer día de la temporada”.

Una parte de la prensa que sigue a la divisa se plantea abiertamente si el gerente general Dave Dombrowski será vendedor en julio o si, por el contrario, tratará de adquirir piezas vitales para intentar una remontada.

El consenso general es que los Medias Rojas necesitan urgentemente relevistas, como se vio en el desmoronamiento dominical en Inglaterra.

El vuelo de regreso a América ocurrió luego de un evento inesperadamente exitoso. Se vendieron 118.718 boletos en dos días. Un estadio de fútbol estuvo repleto de alegrías y emociones beisboleras. Fue un triunfo rotundo de la MLB. Y de los Yanquis también.