0

¿A dónde va el beisbol de Grandes Ligas?

El nuevo Derby de Jonrones es una muestra del camino que quiere seguir la MLB en el futuro inmediato, algo sobre lo cual habló este martes en Cleveland el Comisionado Rob Manfred
Vladimir Guerrero en el Derby de Jonrones

Vladimir Guerrero en el Derby de Jonrones

Vladimir Guerrero Jr. ni siquiera tiene una temporada completa en las Grandes Ligas. No la tendrá ni siquiera cuando termine esta, porque fue subido desde Triple A después de un mes. Su mayor reputación como bateador tiene que ver con su linaje, pues es hijo de una antigua estrella del mismo nombre, miembro del Salón de la Fama. Y sí, también los tablazos que repartió por doquier en las Menores.

Ese joven pelotero de solamente 20 años de edad fue invitado a participar en el Derby de Jonrones, este lunes. ¿Precipitación de las Mayores? ¿Falta de respuesta por parte de otros sluggers?

Ni lo uno ni lo otro. La MLB quiere volver a cautivar a la juventud estadounidense, que ahora voltea con insistencia hacia el baloncesto, el hockey, el fútbol americano y de manera incipiente a la MLS.

Guerrero, Ronald Acuña Jr., Pete Alonso y Joc Pederson, especialmente los tres primeros, son caras nuevas, jóvenes que han ganado espacio en sus organizaciones. Y fueron ellos cuatro quienes coparon esta vez las semifinales en el Progressive Field.

La oficina de Comisionado ha modificado drásticamente la competencia de forzudos. Ya no es un duelo todos contra todos, con leñadores que pueden tardar pocos minutos o una eternidad en cada ronda. Ahora es una eliminatoria de vértigo, con reglas claras que crean emoción en todas las vueltas. Y tiene una premiación verdaderamente atractiva. De hecho, el ganador Alonso, que cobra poco más de 550.000 dólares por jugar toda la zafra con los Mets, recibió un cheque de un millón de dólares solamente por su triunfo de esa noche.

El público siempre llenó las tribunas para ver esta cita. Pero los ratings de TV bajaron progresivamente en los primeros tres lustros de este siglo. Hay que cautivar a las nuevas generaciones de espectadores.

Aaron Judge, en 2017, ganó el Derby siendo novato. Nunca había pasado en la historia del evento. Y en esta edición, los reclutas Alonso y Guerrero disputaron la final, algo que jamás había sucedido.

La gran carpa está alentando un juego más colorido, con talentos casi precoces como el dominicano Juan Soto, y personalidades flamboyantes como el quisqueyano Vladi o el venezolano Acuña.

Hay quien dice que el auge de cuadrangulares en los tiempos recientes no es fomentado por el nuevo análisis y el nuevo ángulo del swing de muchos toleteros. “Creen que somos tontos”, dijo este martes el pitcher Justin Verlander. “La MLB está manipulando las pelotas”.

No hay pruebas de eso, todavía. Pero sí hay pruebas de que el Comisionado Rob Manfred quiere más cambios.

Manfred habló este martes en Cleveland sobre eso. Insiste en acelerar los juegos. Quiere convencer a los dueños de equipo para que aprueben una reducción en el uso de los relevistas, para obligar que cada pitcher se mida como mínimo con tres bateadores. Cree que en 2021 puede haber bateadores designados en ambas ligas, dependiendo de las negociaciones con la Asociación de Peloteros. Más novedades están a la vuelta de la esquina.

Eso quiere el beisbol. Rejuvenecerse. Ampliar su base de aficionados. Anclar en los corazones jóvenes. Recuperar el terreno perdido.