Quantcast

Gobernador Baker visitó East Boston justo después de su juramentación para el segundo mandato


Charlie Baker asistió a una mesa redonda en el East Boston Neighborhood Health Center, sobre el problema de adicción de opioides.

1/7/2019, 3:57 p.m.
Gobernador Baker visitó East Boston justo después de su juramentación para el segundo mandato
Mesa redonda con el gobernador Charlie Baker, la Secretaria de Salud y Servicios Humanos Marylou Sudders y la Vicegobernadora Karyn Polito, presidida por el Presidente y CEO del EBNHC Manny Lopes. | Foto: EBNHC

El recién juramentado gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, quien fue reelegido en noviembre para un segundo mandato, se dio un paseo por East Boston el pasado 3 de enero, donde se reunió con miembros de la directiva del East Boston Neighborhood Health Center y la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Marylou Sudders.

El objetivo de la reunión fue discutir sobre mejores prácticas en el tratamiento y recuperación de adicción a opioides y alcohol.

Gobernador Charlir Baker; Lt. Governor Karyn Polito; CEO de East Boston Neighborhood Health Center, Manny Lopes; y la Secretaria de Salud y Servicios Humanos, Marylou Sudders.

Gobernador Charlir Baker; Lt. Governor Karyn Polito; CEO de East Boston Neighborhood Health Center, Manny Lopes; y la Secretaria de Salud y Servicios Humanos, Marylou Sudders.

"Nos sentimos sumamente honrados de recibir al recién reelegido gobernador Charlie Baker y a la vicegobernadora Karyn Polito en su primera parada después de su ceremonia de inauguración", escribió el centro de salud en un comunicado.

La Comisión de Salud Pública de Boston publicó el año pasado la última edición de su informe bienal “Health of Boston”, el cual muestra que la salud general de los residentes de Boston está mejorando. El reporte encontró disminuciones en el número de embarazos adolescentes y muertes por cáncer. Sin embargo, se subrayan los crecientes desafíos que aún hay por delante, entre ellos la alta tasa de muertes por sobredosis de opiáceos.

En 2015, la tasa de muertes por sobredosis relacionadas con el uso de fentanilo (un poderoso opiáceo), ya sea solo o en combinación con otras drogas, fue de 16,2 muertes por cada 100.000 residentes, en comparación con 1,1 muertes por cada 100.000 en 2011. El fentanilo a menudo se mezcla con heroína o se sustituye por ella, y se puede inyectar o inhalar.

La tasa de prescripción de opioides a nivel nacional ha disminuido en los últimos años, aunque todavía se encuentra por encima de los niveles de los años noventa. Mientras tanto, más personas están muriendo por el uso de drogas ilícitas como la heroína y el fentanilo que por las recetas de opioides.

Esperemos que las conversaciones entre el gobernador y el East Boston Neighborhood Health Center sean fructíferas, para frenar este importante problema.