0

Seis claves sobre la candidatura presidencial de Elizabeth Warren

Sus propuestas se enfocan sobre todo en el tema económico
La senadora oficializó su candidatura en un mitin en la antigua localidad de Everett Mill, ciudad que acogió en 1912 una de las huelgas laborales más famosas de la historia de Estados Unidos, iniciada por un grupo de mujeres.

La senadora oficializó su candidatura en un mitin en la antigua localidad de Everett Mill, ciudad que acogió en 1912 una de las huelgas laborales más famosas de la historia de Estados Unidos, iniciada por un grupo de mujeres. Foto: CJ GUNTHER / EFE

Después de semanas de expectativa, finalmente la senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren presentó oficialmente su candidatura presidencial para 2020 en Lawrence, durante un evento el sábado pasado.

A Warren se le conoce como una fuerte oponente de las políticas del actual mandatario Donald Trump, en múltiples aspectos.

Pero además de esto, la senadora tiene claras cuáles son sus propuestas que le ofrece a los votantes para una posible elección a la presidencia a partir del año que viene, y que la diferencian a los otros candidatos del partido demócrata.

1-No quiere utilizar dinero PAC

Dentro de sus proposiciones está eliminar de las costumbres de Washington el uso del "lobby" en los procesos políticos. En sus declaraciones anunció que no aceptará dinero del PAC (political action committee) o dinero de los lobistas e instó a sus compañeros candidatos a hacer lo mismo.

2- Está bajo la lupa por haberse declarado a sí misma nativa americana

La senadora ha estado envuelta en una polémica respecto a su identidad como nativa americana. Hace unos meses retó al Presidente Trump a donar $1 millón a una organización de caridad si ella, al realizarse unos exámenes de ADN, demostraba que sí tenía ascendencia de nativos americanos.

Los resultados llegaron y colocaron a Warren en el tope de esta "contienda", pero sólo logró que Trump se burlara de ella al llamarla "Pocahontas".

Warren reconoció en un tweet que el ADN y la historia familiar no tienen nada que ver con la afiliación tribal o la ciudadanía de una comunidad nativo americana, que está determinada por las naciones tribales. "Respeto la distinción, y no me cuento como nativa en el Senado", dijo.

3-Contienda contra Bernie Sanders y Joe Biden

Aunque aun no es oficial, el ex vicepresidente Joe Biden y el senador por el estado de Vermont, Bernie Sanders, podrían ser contrincantes fuertes para Warren en las primarias del partido democrático. Una encuesta realizada por la Universidad de Massachusetts Amherst la semana posterior a la elección de medio tiempo de 2018 a los votantes de Massachusetts muestra una ventaja en apoyo al ex vicepresidente Joe Biden sobre el senador Bernie Sanders de Vermont y la senadora Elizabeth Warren para las primarias de 2020.

Cuando se les preguntó a quién apoyarían en la primaria presidencial demócrata de 2020 entre nueve posibles candidatos, el 19 por ciento de los encuestados indicaron Biden, el 14 por ciento apoyó a Sanders y el 11 por ciento apoyó a Warren. El Representante Beto O'Rourke, quien ganó atención nacional al enfrentarse al senador de Texas Ted Cruz en el mid-term de 2018, terminó en cuarto lugar con un 10 por ciento. Veintisiete por ciento de los votantes indicaron que estaban indecisos.

Sanders es el favorito de los votantes más jóvenes de 18 a 29 años con un 23 por ciento de apoyo, seguido de un 15 por ciento para O’Rourke y Warren.

4-Contrató al jefe de estrategia digital de Obama para su campaña presidencial

Joe Rospars, quien dirigió la estrategia digital del ex presidente Obama en 2008 y 2012, se unió a Warren con la creación de su comité de exploración presidencial en calidad de alto directivo.

Rospars supervisará la movilización del apoyo base de la senadora, las operaciones nacionales y la planificación de la campaña en los primeros estados.

Warren también reclutó a Richard McDaniel, el ex director de campo y director político del senador demócrata de Alabama Doug Jones y asesor principal de la campaña de la alcaldía de Randall Woodfin en Birmingham. McDaniel, también fue el director regional de los estados primarios de Hillary Clinton.

5-Desigualdad social como bandera principal

En su alocución del fin de semana, Warren hizo un llamado a combatir la desigualdad económica y construir “un Estados Unidos que funcione para todos”. Su mensaje populista en el ámbito económico es darle una respuesta al por qué las familias se declaran en quiebra y cómo ciertas regulaciones y la falta de ellas afectan a los hogares de trabajadores y la capacidad de la familia estadounidense para escalar niveles económicos. Como abogada concursalista, Warren concluye que esto se da como resultado de los intereses corporativos y de los ultra ricos que consiguen que los republicanos en Washington aprueben regulaciones estrictas o las debiliten a expensas de otros: trabajadores y personas que no tienen tanto dinero.

"Hoy, un trabajo con salario mínimo en Estados Unidos no mantiene a una madre y un bebé fuera de la pobreza ", afirmó Warren en unas declaraciones el pasado mes de noviembre.

En su discurso de presentación oficial tomó posiciones firmes en contra de las grandes corporaciones. La senadora jugó un papel importante en la creación de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor en 2007, una agencia que ha sido silenciada por la administración de Trump.

6-Nuevo plan de impuestos

De acuerdo con una nueva encuesta de Morning Consult, el sesenta y tres por ciento de los estadounidenses creen que las "personas de ingresos altos" pagan muy poco en impuestos . El sondeo también encontró que el 61 por ciento de los estadounidenses favorecen el plan fiscal de la candidato presidencial demócrata para 2020.

Esta propuesta fiscal de Warren ha sido descrito como un "impuesto ultramillonario" que apunta a hacer que los más adinerados paguen impuestos sobre la riqueza acumulada. Sería colocar un impuesto del 2 por ciento de los hogares cuyo patrimonio neto supera los $50 millones y luego un adicional de 1 por ciento (por lo que el 3 por ciento del total) en los que valen más de $ 1 mil millones. El plan ha enfrentado algunas críticas , incluidas las afirmaciones de que es inconstitucional . Sin embargo, el apoyo a la proposición parece ser un tanto bipartidista: según la encuesta de Morning Consult: el 74 por ciento de los demócratas y el 50 por ciento de los republicanos dijeron que apoyan la propuesta "fuertemente" o "levemente".