0

¡Todavía queda pólvora en Boston!

Los Medias Rojas están obligados a aprovechar lo que les ofrece el calendario hasta el 5 de septiembre, luego de la debacle ante los Yanquis y los Rays. Para muestra la reciente explosión ante Anaheim
J.D. Martínez (EFE)

J.D. Martínez (EFE)

Aunque solamente sea un puñado de encuentros, estos últimos valen como bombona de oxígeno y recordatorio de lo que pueden hacer los Medias Rojas. Valen también para demostrar que, luego del peor momento sufrido hasta ahora por el equipo que dirige Alex Cora, el calendario ofrece una última oportunidad para reencaminar la temporada de Boston, escuadra obligada ganar consecutivamente en lo que queda de mes, para llegar a septiembre con chance de pelear los cupos disponibles para meterse en el wild card.

La explosión de este viernes ante los Ángeles fue un bálsamo. Luego de 14 juegos consecutivos (y 9 derrotas) ante los Yanquis y los Rays, arranca una sonrisa ganar 3 de 4 a los Reales y los querubines, iniciando un período de 31 días que pondrá a los patirrojos también ante los Indios, Orioles, Filis, Padres, Rockies, de nuevo Anaheim y finalmente los Mellizos.

Cinco de esos clubes tienen récord negativo y un sexto presenta una marca de ganados y perdidos inferior a la de los campeones de la última Serie Mundial. Apenas Cleveland y Minnesota están por arriba en las clasificaciones, con la salvedad de que los gemelos también atraviesan tiempos turbulentos y parecen resbalar.

Media decena de jonrones allanaron la segunda victoria corrida ante los serafines. J.D. Martínez la sacó dos veces y ya tiene 27, con .310 de average y .947 de OPS. Pero el buen desempeño de los relevistas resultó mejor noticia. Aunque no aparezcan en los titulares de prensa, esos 6.1 innings con solamente una carrera en contra es lo que más necesita Cora de los suyos en estas fechas; eso y muchas salidas como las que esta semana han tenido Eduardo Rodríguez, Rick Porcello y Chris Sale.

Los acérrimos rivales en la División Este de la Liga Americana volverán a aparecer a partir del 5 de septiembre. Pero luego de esos cuatro choques ante los Yanquis, vendrán otros ocho frente a Toronto, Filadelfia y San Francisco.

Para entonces, y ya hablamos del 19 de septiembre, se sabrá en qué andan los Medias Rojas, y si será posible pensar en los playoffs o no. Increíble tener que sacar tantos cálculos después de un 2018 de ensueño.

Al menos el calendario parece benévolo, mientras Martínez, Mookie Betts, Rafael Devers y compañía se empeñan en demostrarnos que Boston sabe batear. Falta que el pitcheo responda, también.