Quantcast
0

Trump asegura que el aumento de la violencia entre blancos y nacionalistas será un problema en las presidenciales de 2020

Al menos 39 de los 50 asesinatos relacionados con extremistas registrados por el grupo en 2018 fueron cometidos por supremacistas blancos
POLÍTICA. El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, sale de la Casa Blanca en ruta hacia la Base Conjunta Andrews, donde abordará el Air Force One para viajar a Green Bay, WI

POLÍTICA. El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, sale de la Casa Blanca en ruta hacia la Base Conjunta Andrews, donde abordará el Air Force One para viajar a Green Bay, WI

Las declaraciones del candidato Joe Biden sobre el mitin de nacionalistas blancos de 2017 en Charlottesville, los argumentos de Trump de que no se refería a los autoproclamados manifestantes neonazis, sino a aquellos que se habían opuesto y el ataque a una sinagoga en Poway, California, han empujado la creciente ola de nacionalismo blanco al frente de la campaña presidencial de 2020, poniendo a Trump a la defensiva e impulsando incluso a algunos republicanos a reconocer que el presidente podría ser un riesgo político, de seguir manteniendo sus comentarios sobre Charlottesville.

“El manejo del presidente de Charlottesville no fue uno de los mejores momentos de su mandato”, aseguró el estratega republicano Ryan Williams. Quien además agregó que Trump no debió “Morder el anzuelo de Joe Biden y volver a litigar esta controversia”.

En respuesta al tiroteo en la sinagoga de Poway, Trump denunció el antisemitismo y los crímenes de odio al comienzo de su concentración de este sábado en Wisconsin. En una declaración el domingo, el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere reiteró la posición de Trump y toda su administración, quienes “han condenado y seguirán condenando el racismo, la intolerancia y la violencia de cualquier tipo”.

Deere indicó que Trump habló al día siguiente de los hechos con el rabino Yisroel Goldstein, que se encontraba entre los heridos en el tiroteo y expresó sus condolencias y apoyo a la comunidad de Poway.

Sin embargo, el aumento de la violencia de los nacionalistas blancos durante el mandato de Trump se está convirtiendo en un problema a medida que el presidente dirige su atención hacia su campaña de reelección.

Según el informe anual más reciente de la Liga de Lucha contra la Difamación (ADL), que durante mucho tiempo ha seguido la pista de la actividad extremista, 39 de los 50 asesinatos relacionados con extremistas registrados por el grupo en 2018 fueron cometidos por supremacistas blancos, en comparación con 2017, cuando los supremacistas blancos eran responsables de 18 de 34 de esos crímenes.

Con información de The Washington Post