0

Por Qué Es Tan Fácil Que Los Padres Logren Eximir A Sus Hijos De Vacunarse

Oregon es uno de los 17 estados que permiten exenciones basadas en la oposición filosófica a la vacunación, así como por razones religiosas o médicas. Solo tres estados, California, Mississippi y West Virginia, prohíben todas las exenciones que no sean médicas.

Oregon es uno de los 17 estados que permiten exenciones basadas en la oposición filosófica a la vacunación, así como por razones religiosas o médicas. Solo tres estados, California, Mississippi y West Virginia, prohíben todas las exenciones que no sean médicas.

A medida que continúan los brotes de sarampión en el noroeste y se extienden a todo el país, registros de salud de Oregon que se acaban de conocer sugieren que es sorprendentemente fácil optar por no recibir las vacunas requeridas en ese estado, como en muchos otros.

En Oregon, que tiene la tasa más alta de exención de vacunas en jardín de infantes de todo los Estados Unidos, aproximadamente el 95% de los padres cuyos hijos se saltean una o más vacunas utilizan un certificado que pueden imprimir y llenar ellos mismos.

Según datos de la Oregon Health Authority, de las más de 31,500 exenciones de vacunas no médicas presentadas el año pasado, unos 30,000 padres simplemente vieron un video educativo en internet e imprimieron el formulario ellos mismos.

Menos de 2,000 eligieron la segunda opción: hablar con un proveedor de atención médica y obtener una firma.

El estado, en donde el 7,6% de los alumnos de preescolar estuvieron exentos de una o más vacunas en el año escolar 2017-18, ha tenido un requisito educativo para las exenciones no médicas que está vigente desde 2013.

Pero el representante estatal demócrata Mitch Greenlick, quien propuso un proyecto de ley para eliminar las exenciones de vacunas no médicas, criticó el módulo educativo por internet.

"Obviamente está dejando a mucha gente desinformada", dijo.

Está claro por qué los padres están eligiendo abrumadoramente la opción en internet, dijo el doctor Saad Omer, experto en vacunas y enfermedades infecciosas en la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia: porque es conveniente.

Omer y otros funcionarios de salud pública dicen que esta tendencia es preocupante, porque los niños que no están vacunados pueden contraer y propagar enfermedades peligrosas como el sarampión, lo que representa un riesgo para ellos y para la comunidad en general.

Este año, se han detectado en el país al menos 387 casos de sarampión en 15 estados, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). La mayoría de los casos se agrupan en seis brotes, incluido un brote centrado en el condado de Clark, en el estado de Washington. El condado es parte del área metropolitana de Portland, Oregon, un lugar conocido por padres que vacilan a la hora de vacunar a sus hijos. Al menos 78 casos de sarampión se han relacionado con ese brote, y cuatro de los confirmados en Oregon. El estado ha reportado seis casos adicionales de sarampión no relacionados con ese brote.

A nivel nacional, casi todos los casos de esta enfermedad altamente contagiosa han ocurrido en niños no vacunados, dijeron autoridades de salud.

La evidencia muestra que dificultar la obtención de exenciones de vacunas puede reducir las tasas de quienes optan por no vacunar.

"La facilidad en conseguir la exención es una gran predicción", dijo Omer, quien fue nombrado director inaugural del Instituto de Salud Global de Yale, a partir de julio.

Omer está a favor del asesoramiento de un proveedor de atención médica como una buena manera de fortalecer los requisitos. Eso no solo hace que sea más difícil obtener exenciones, sino que también pone a los padres en contacto con "la fuente de información más confiable", agregó.

De acuerdo con un estudio realizado por Omer en 2018, en el estado de Washington, las tasas generales de exención de vacunas disminuyeron en aproximadamente un 40% después de la aprobación de una ley de 2011 que exigía la firma de un proveedor de atención médica en los formularios de exención.

Oregon es uno de los 17 estados que permiten exenciones basadas en la oposición filosófica a la vacunación, así como por razones religiosas o médicas. Solo tres estados, California, Mississippi y West Virginia, prohíben todas las exenciones que no sean médicas.

En 10 de los estados que permiten exenciones personales o filosóficas, la firma de los padres en una declaración o un formulario es todo lo que se requiere para optar por no inmunizar. En tres estados, la documentación debe tener la firma de un notario. Solo dos, Washington y Michigan, requieren la consulta con un proveedor de atención médica.

Desde 2015, cuando Michigan comenzó a exigir a los padres que participen en una sesión educativa en su departamento de salud local, las tasas de exención de vacunas bajaron del 4,8% en 2014 al 3,6% en 2017, exlicó Lynn Sutfin, vocera del Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado.

Tres estados, Arkansas, Oregon y Utah, ofrecen una opción de educación por internet, que incluye información con base científica compilada por funcionarios estatales de salud.

Utah, con una tasa de exención en preescolar de 5.2%, comenzó a permitir el uso del módulo de educación en línea de 20 minutos el verano pasado. Desde entonces, se han impreso más de 8,700 certificados, dijo Rich Lakin, gerente del programa de inmunización del Departamento de Salud estatal.

Pero la nueva opción está llena de problemas, agregó Lakin. La gente ha enviado nombres ficticios como "Mickey Mouse" al sistema, dijo. Otros han usado el portal en línea para criticar a los funcionarios de salud por requerir documentación para exenciones.

En Oregon, el proyecto de ley propuesto por Greenlick para prohibir las exenciones de vacunas no médicas provocó una tormenta de oposición, y recientemente cientos de padres se presentaron en audiencias públicas para protestar. La acción está pendiente.

Jennifer Margulis, de 49 años, de Ashland, Oregon, dijo que ha usado el módulo de educación en línea del estado para eximir a sus cuatro hijos de algunos requisitos de vacunas. Dijo que el video, que dura unos 40 minutos, requiere una participación activa, haciendo clic en una serie de pantallas.

"Realmente tienes que prestar atención. Es mucha información", dijo. "No me pareció conveniente. Lo encontré interesante, pero una pérdida de tiempo”.

Dijo que la opción en línea es una buena alternativa para los padres que desean tomar sus propias decisiones sobre la vacunación, a pesar de la evidencia científica y el asesoramiento de los funcionarios de salud pública.

Un legislador de Oregon, el senador Jeff Golden, demócrata del distrito de Margulis, se ha opuesto al proyecto de ley que prohíbe las exenciones de vacunas no médicas y pide "opciones menos autoritarias y menos amplias".

Sin embargo, un asesor legislativo, Adam Lohman, dijo que Golden no estaba al tanto de que tantos oregonianos estaban optando por no vacunarse usando el módulo en línea. "Él estaría interesado en una opción que preserva la elección de los padres y la hace más estricta", dijo Lohman.