0

Nicaragua, un año en crisis y aquí las claves del conflicto

Se registran más de 800 presos por protestar contra la represión.
DENUNCIAS. Los presos políticos han informado de forma reiterada que son víctimas de tortura física y psicológica dentro de las cárceles de Nicaragua.

DENUNCIAS. Los presos políticos han informado de forma reiterada que son víctimas de tortura física y psicológica dentro de las cárceles de Nicaragua.

Este 18 de abril, los nicaragüenses cumplen un año de vivir una crisis sin que vean una salida. En estos 12 meses, cientos de personas han muerto y otros están presos, además de miles de heridos que dejaron las protestas de calle contra Daniel Ortega.

La víspera del primer aniversario del estallido social de Nicaragua, promete acentuar un ambiente tenso, debido al llamado de la oposición a una movilización masiva este miércoles, frente a las advertencias de la Policía Nacional que tiene prohibido protestar.

A continuación, se destaca 10 puntos que resumen el duro año que han enfrentado los nicaragüenses:

  1. Más de 800 presos por protestar contra la represión

Actualmente en Nicaragua hay entre 779 y 809 presos políticos, casi el doble de los que reconoce el orteguismo, que los identifica como “terroristas”, “golpistas” o “delincuentes comunes”.

De ellos, al menos 232 presos deberían recuperar su libertad, pero las autoridades no han tomado la decisión, pese a que se han cumplido las condiciones para dejarlos ir, según la alianza opositora. En marzo, Ortega se comprometió a liberar a todos los arrestados en base de la lista de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en un plazo de 90 días.

  1. Torturas físicas y sicológicas en la cárcel “La modelo”

Los presos políticos han denunciado de forma reiterada que son víctimas de tortura física y psicológica dentro de las cárceles de Nicaragua.

Diversos organismos de derechos humanos también han denunciado violaciones a derechos de los opositores.

Una de esas instancias es la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que en un informe de este año responsabilizó al régimen de Daniel Ortega de crímenes de “lesa humanidad”, luego de verificar casos en las cárceles.

  1. Latente rebelión en la prisión de los opositores

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), un organismo no gubernamental en Nicaragua, ha advertido que los presos políticos de la cárcel “La Modelo” en Nicaragua podrían rebelarse en cualquier momento contra las autoridades.

“Ellos hablan de un 19 de abril como día tope. No queremos que haya una situación que menoscabe la integridad física”, dijo el abogado de los detenidos.

El 19 de abril es una fecha icónica en la crisis de Nicaragua, ya que ese día las protestas contra Ortega trascendieron de Managua y se multiplicaron en todo el país.

  1. Diálogo marcha a paso lento, con tropiezos y vaivenes

La oposición y los representantes de Ortega han tenido varios intentos por llegar a la salida de la crisis, luego de un año de vaivenes, pero hasta la fecha no han logrado acuerdos de fondo.

La alianza opositora ha puesto temas clave sobre la mesa como adelantar las elecciones, liberar a los presos políticos y el cese de la represión; mientras que Ortega negocia la suspensión de sanciones internacionales e incluye reformas electorales.

Sin embargo, el incumplimiento de Ortega a varios acuerdos ha provocado el estancamiento.

  1. Cerco internacional a Ortega por reprimir a los manifestantes

La comunidad internacional ha condenado la represión del régimen de Ortega contra los opositores y países como Estados Unidos ha impuesto sanciones económicas contra Ortega, su esposa Rosario Murillo y varios de sus funcionarios.

También la Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.

  1. La crisis frenó el crecimiento económico en un año

La crisis sociopolítica en la que está inmersa Nicaragua desde hace un año “alteró” la tendencia de crecimiento económico que se venía observando en ese país desde 2010, admitió el presidente del Banco Central, Ovidio Reyes, la semana anterior.

El informe anual del banco indicó que el producto interno bruto (PIB) registró una reducción de 3.8 %, cuando el crecimiento promedio logrado entre 2010 y 2017 fue de 5.1 %, según los datos oficiales. Además señala que la economía se vio afectada en 2018 por el orden de 1.453,3 millones de dólares, un 11.1 % del PIB.

  1. Bajó el consumo interno de los nicaragüenses

La reducción del crecimiento del PIB se expresó principalmente en una menor demanda interna de productos, informó el Banco Central de Nicaragua.

“La demanda interna fue la más afectada por los efectos de la reducción en la actividad económica. La demanda externa reflejó un menor dinamismo de las exportaciones y el ajuste en la demanda de importaciones”, dijo el presidente de la institución.

En tanto, las finanzas públicas en el vecino país se tensaron ante el impacto negativo en los ingresos, debido a la crisis.

  1. La comida, la ropa y artículos del hogar se encarecieron

El precio de la canasta básica en Nicaragua, que incluye alimentos, artículos para el hogar y ropa, subió el 1.83 % en marzo pasado en relación a febrero, informó también el Banco Central nicaragüense.

El precio de la canasta básica en marzo pasado alcanzó los 13,660.58 córdobas (417 dólares al cambio oficial) y en febrero se ubicó en 13,414.11 córdobas (409.4 dólares), lo que significa una variación mensual de 1.83 %, según el más reciente informe del banco estatal divulgado la semana anterior.

  1. Subió el desempleo: casi 158,000 se quedaron sin trabajo

La disminución de la actividad económica también tuvo importantes repercusiones en el mercado laboral.

Los asegurados activos al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) totalizaron 755,874 trabajadores, lo que representó una reducción interanual de 17.3 %, equivalente a 157,923 afiliados menos en relación a 2017.

Eso también repercutió en el sistema financiero, ya que según los datos oficiales, los depósitos se redujeron en 20.7 % y la cartera de crédito en 9.2 % interanual.

  1. Impacto negativo en turismo, transporte y construcción

El Banco Central de Nicaragua reflejó en su reciente informe que la crisis provocó un escenario adverso en la economía en 2018 que derivó en la reducción de algunos flujos externos como el turismo (-41,1 %) y la Inversión Extranjera Directa (-63,2%). En 2018 algunas actividades fueron afectadas negativamente, como hoteles y restaurantes (-20,2 %), construcción (-15,7 %), comercio (-11,4 %), intermediación financiera (-5,4 %), pecuario (-5,4 %), y transporte y comunicaciones (-3,5 %).

Fuente: El Salvador