Quantcast

Continúa la crisis educativa en Puerto Rico tras el huracán María


Se prevé que 283 escuelas estarán cerradas este año. Después del huracán María, 22,000 estudiantes abandonaron la isla después de la incertidumbre del año escolar

Nuria Díaz | 9/7/2018, 2:16 a.m.
Continúa la crisis educativa en Puerto Rico tras el huracán María
Foto: Keiko Hiromi Infraestructura eléctrica sigue fallando en Puerto Rico |

Actualmente los estudiantes de las escuelas cerradas están siendo reubicados a escuelas más grandes, pero los maestros se están trasladando al “proyecto especial” de la secretaria de educación. El Departamento ha comenzado a reubicar maestros importantes en este proyecto desconocido, maestros que han trabajado durante más de 20 años con el departamento, aunque muchas escuelas aún carecen de personal suficiente.

Díaz informó que muchos de los estudiantes que se están graduando no tienen suficientes créditos para hacerlo. Van a la universidad sin tener algunos de los conocimientos más básicos. Díaz también explicó cómo algunas de las escuelas que se están cerrando son buenas escuelas que tienen niveles de educación muy altos y les va muy bien en las pruebas nacionales. “No tenemos idea de cómo están estudiando o eligiendo las escuelas que cierran”, afirmó Díaz. Muchos docentes afirman que los directores de las escuelas que son amigos de los funcionarios gubernamentales mantienen abiertas las escuelas.

Por ejemplo, Carla Martis, una maestra y madre de tres niños en el sistema público, ha declarado el caso de la escuela Lorencita Ramírez de Arellano en Toa Baja. Esta escuela ha sido elegida para ser cerrada, pero cada día los carteles cuelgan de la valla de la escuela diciendo: “La educación de nuestros hijos no es negociable”. Debajo del cálido sol caribeño, la comunidad de Arellano continúa luchando contra la decisión.

Las mujeres que visten camisas con el lema “Dile no al cierre de las escuelas” se paran en la entrada de la escuela con sus hijos cogidos de la mano. La comunidad de la escuela ha estado protestando por más de una semana para la re apertura del plantel.

Los hijos de Martí solían ir a la escuela, pero se mudó el año pasado porque su hijo mayor ya no podía asistir a clases. La escuela funciona hasta el 6º grado, pero todavía se considera una de las mejores escuelas públicas de la isla. El departamento de educación razonó que la escuela no podría continuar abierta debido a su baja inscripción de estudiantes. “Está hecha para ser una escuela pequeña, por lo que los estudiantes no tienen que competir en un aula grande y tener una mejor educación personalizada. No todas las escuelas necesitan tener miles de estudiantes, los niños de educación especial se benefician más de las clases pequeñas”, afirmó Martis. Los estudiantes de educación especial constituyen hasta el 40% del alumnado, aproximadamente 140,000 estudiantes matriculados en escuelas de toda la isla. El gobierno ha contribuido con $6,400 en fondos para estos estudiantes, lo cual no es suficiente para que la escuela continúe funcionando, lo cual conduce al cierre de planteles escolares como Lorencita Ramirez de Arellano.

Díaz también ha explicado que en una de las escuelas utilizadas para la mayor parte de la comunidad reubicada en Río Grande, actualmente siete aulas no se pueden usar. “Ya tenemos problemas con los estudiantes inscritos en estas escuelas e imaginamos que se suman los miles de estudiantes que todavía no están inscritos”.

Residencial Vista Hermosa es un ejemplo de esto, los padres están continuamente buscando ayuda de la asociación ya que aún no han podido inscribir a sus hijos. Residencial Vista Hermosa está lleno de familias de bajos ingresos que no pueden pagar la educación privada en la isla, confiando totalmente en el sistema público. “No solo los padres no tienen dónde inscribir a sus hijos, sino que muchos también han optado por no inscribir a sus hijos voluntariamente”. Díaz había recibido una llamada telefónica de una madre angustiada que no había inscrito a sus hijos para el año escolar actual. La escuela a la que se trasladaron sus hijos está a 45 minutos de su hogar, sus hijos deben ser medicados cada 3 horas. Debido a la obligación de su trabajo, la madre de tres hijos no puede abandonar su lugar de trabajo para medicar a sus hijos.

Martis y Morales son ejemplos de cómo la asociación de docentes ha estado ayudando a los profesores a superar la difícil decisión tomada por el departamento de educación.

El Departamento de Educación actualmente no está hablando con la prensa. A medida que pasan las semanas, muchos todavía tienen dudas sobre el futuro del sistema educativo en Puerto Rico.

La asociación de docentes continuamente ha emitido declaraciones al público, para continuar informando a la gente, explicó Díaz. Más de 65,000 niños podrían quedar sin un sistema educativo, dejando 700 escuelas privadas en la isla que muchos no pueden pagar.

Bajo la constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, es un derecho de todos los ciudadanos recibir educación gratuita en los niveles primario y secundario. Díaz se sienta en su escritorio con la cabeza inclinada hacia abajo, la luz que entra por la ventana brilla sobre su piel bronceada. Su cabeza se levanta mirando directamente hacia adelante, sus ojos se ven más oscuros y sin pestañear hacia adelante. “Están violando nuestras leyes y nuestros derechos, están haciendo lo que quieren sin seguir nuestra constitución”.

Also of interest