Quantcast

Una charla difícil: hablar con oficiales de salud sobre las propias infecciones sexuales


Los Estados Unidos se encuentran en medio de un aumento importante y sostenido de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Kristian Foden-Vencil, Oregon Public Broadcasting/KHN | 10/1/2018, 2:39 p.m.
Una charla difícil: hablar con oficiales de salud sobre las propias infecciones sexuales
Mary Horman, enfermera del condado de Clackamas, Oregon, le explica a un hombre los síntomas asociados con una infección por sífilis de larga data. | Kristian Foden-Vencil/Oregon Public Broadcasting

Muchas personas que tienen sífilis son asintomáticas, lo que significa que portan la bacteria, pero no muestran síntomas obvios. Y eso hace que la infección sea más difícil de combatir.

Además, el hecho que la enfermedad fue casi erradicada en gran parte de los Estados Unidos por un tiempo, hace que algunos médicos más jóvenes no reconozcan fácilmente los síntomas.

Larry dijo que solía tener relaciones sexuales con múltiples parejas que contactaba a través de Craigslist, pero no recuerda ningún nombre.

Después de 10 años, ya es demasiado tarde para rastrear a esas personas, dijo Baca, abatida. Aun así, siente que hablar con Larry no fue una pérdida de tiempo.

"Al estar en la calle, te encuentras con la gente y logras tener esa intervención de salud pública que es crucial", dijo.

David Harvey, director ejecutivo de la National Coalition of STD Directors, coincidió en que los esfuerzos de los trabajadores de campo como Baca y Horman son vitales.

"Los especialistas en intervención de enfermedades están haciendo un trabajo heroico", dijo. "Están ayudando a las personas a navegar el sistema y a recibir atención".

Harvey agregó que, veinte años atrás, había hasta 4.000 especialistas en intervención de enfermedades como Baca en el país. Ahora, debido a los costos de salud pública, el número ha bajado a aproximadamente 1.400.

Baca dijo que continuará el trabajo, priorizando las poblaciones de alto riesgo, como los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las mujeres embarazadas.

La doctora Sarah Present, oficial de salud pública del condado de Clackamas, dijo que la sífilis en los recién nacidos puede causar complicaciones neurológicas graves e incluso la muerte.

"Tenemos varios casos de sífilis congénita en nuestro condado este año", señaló Presente, "algo inaudito hace una década".

En parte debido a ese aumento de la sífilis en bebés, Clackamas ahora dedica más recursos a rastrear agresivamente a las parejas, y a alentarlas a que se realicen la prueba, dijo Present, incluso si esas notificaciones pueden llevar a conflictos familiares.

"Hacemos todo lo posible para que la [persona diagnosticada en primer lugar] hable con sus parejas por nosotros", dijo Present. "No queremos ser los malos". Sin embargo, podemos ser un aliado para las personas que tienen las infecciones y ayudarlas a encontrar la mejor manera de controlar la propagación de la enfermedad".

Un estudio publicado por el condado de Clackamas a principios de este verano muestra que las tasas de sífilis han aumentado 1,300 % en ocho años, en parte debido a que las cifras solían ser muy pequeñas.

Y Clackamas no es un caso atípico. Un nuevo informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) encontró que, en los últimos años y a nivel nacional, el número de casos de gonorrea ha aumentado en un 67% y los casos de sífilis en un 76%.

El doctor Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de Enfermedades de Transmisión Sexual de los CDC, dijo que la nación está retrocediendo.

"Los sistemas que previenen la diseminación de estas enfermedades están quebrándose", agregó.

Also of interest