Quantcast

Otro golpe al Obamacare impacta en los subsidios que ofrecen los mercados de salud


Phil Galewitz y Julie Appleby | Kaiser Health News | 11/7/2018, 12:23 p.m.
Otro golpe al Obamacare impacta en los subsidios que ofrecen los mercados de salud
El sitio web Healthcare.gov el 4 de noviembre de 2013. | Bloomberg photo by Andrew Harrer

Los estados podrían utilizar fondos federales para otorgar subsidios a las personas que compran planes de salud de corto plazo, que por lo general no brindan una cobertura integral, bajo una nueva norma lanzada por la administración Trump.

La nueva medida podría entrar en vigencia en 2020. Permitiría a los estados solicitar exenciones a las disposiciones de la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA) que rigen no solo los subsidios que ayudan a pagar las primas, sino también los beneficios que las aseguradoras deben incluir en los planes ofrecidos en el mercado a los consumidores que compran su propia cobertura.

Los estados pedían más flexibilidad, dijo Seema Verma, administradora de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS). Este enfoque les permitiría "proporcionar a los consumidores opciones de planes que satisfagan mejor sus necesidades, al mismo tiempo que garantizan que aquellos con condiciones preexistentes mantengan el acceso a la misma cobertura que tienen hoy", agregó.

Bajo ACA, los estados pueden solicitar reconfigurar sus mercados y reglas de seguros. La administración Obama requirió que cualquier cambio debía proporcionar la misma cobertura integral que la ley de salud exigía y no resultar en que menos personas se inscribieran, o aumentaran los costos para los contribuyentes.

Esas directrices impidieron encontrar formas creativas de ampliar la cobertura y reducir los costos, dijo Verma.

La nueva guía revisa sustancialmente las "barreras" de la era Obama, permitiendo las exenciones siempre que se mantenga el acceso a planes integrales.

"El gran cambio es que ya no tienen que preocuparse por asegurarse que las personas con condiciones preexistentes o con una alta necesidad de atención médica mantengan su inscripción en una cobertura integral", dijo Sabrina Corlette, profesora investigadora del Centro de Reformas de Seguros de Salud en la Universidad de Georgetown.

"El gobierno de Trump parece estar dispuesto a probar agresivamente los límites de la ley cuando se trata de exenciones. Tal vez esta medida no podría sostenerse en los tribunales", dijo Nicholas Bagley, profesor leyes de salud en la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan.

Bajo la guía, los CMS están cambiando la forma en que se definirán los seguros vendidos en los mercados de ACA en 2020 para incluir planes de salud de corto plazo o de asociación. Estos planes no tienen que seguir todas las reglas del Obamacare sobre elegibilidad y los beneficios. Por ejemplo, los planes de corto plazo no tienen que ser integrales y pueden excluir a las personas con ciertas afecciones médicas, o cobrarles primas más altas. También pueden excluir la cobertura de salud mental, medicamentos recetados o atención de maternidad.

Bajo el presidente Barack Obama, estos planes se limitaron a plazos de 90 días. Esta primavera, el gobierno de Trump estipuló que los planes de corto plazo podrían venderse por hasta un año y les dio a las aseguradoras la opción de renovarlos por hasta tres.

Sin embargo, en 2019, los planes de corto plazo no pueden venderse a través de los mercados establecidos por la ley de salud, y ahora no son elegibles para subsidios que ayudan a los consumidores de bajos ingresos a pagar sus primas.