Quantcast

Elizabeth Warren fue reelegida para el Senado de EE.UU.


¿Será una candidatura presidencial su próxima jugada?

11/7/2018, 7:36 a.m.
Elizabeth Warren fue reelegida para el Senado de EE.UU.
La senadora Elizabeth Warren | Melina Mara | The Washington Post.

La senadora Elizabeth Warren derrotó a su oponente republicano Geoff Diehl el martes, allanando el camino para una potencial candidatura presidencial.

Su carrera contra Diehl, copresidente de la campaña del presidente Trump en Massachusetts, proporcionó a Warren una oportunidad para mostrar cómo enfrentaría a Trump en 2020.

"Prometo que nunca dejaré de esforzarme por ustedes, nunca", dijo Warren durante su discurso de aceptación el martes por la noche. ""Donald Trump y sus amigos corruptos han pasado los últimos dos años construyendo un muro de enojo, división y resentimiento", dijo. "Esta noche, cuando comiencen a aparecer las primeras grietas en ese muro, declaramos que nuestra lucha no ha terminado hasta que hayamos transformado nuestro gobierno en uno que funcione, no solo para los ricos y poderosos, sino para todos".

Elizabeth Warren es la primera mujer elegida para el Senado de los Estados Unidos representando a Massachusetts. A sus 69 años, es la senadora principal del estado y ha logrado reelegirse para un segundo mandato de 6 años. Es una figura progresista líder en el Partido Demócrata, considerada una autoridad en asuntos de bancarrota y lideró una iniciativa para crear la Oficina de Protección Financiera del Consumidor. Antes de ser senadora, Warren fue profesora de leyes durante más de 30 años, incluyendo en la Facultad de Derecho de Harvard.

La asociación de Diehl con el presidente Donald Trump no fue de ayuda en un estado azul como lo es Massachusetts. A lo largo de la carrera electoral, Warren se aprovechó de esto, tratando a Diehl como un representante de Trump. Él mismo dijo que no estaba de acuerdo con la forma en que el presidente se había comportado a veces, pero abrazó todas las posiciones políticas de Trump e incluso defendió algunas de sus declaraciones más polémicas.

En una rueda de prensa en la Alcaldía de Holyoke a finales de septiembre, Elizabeth Warren dijo que está planeando una candidatura para la Casa Blanca en 2020, afirmando a los presentes que "analizará la situación para postularse para el cargo de presidente" después de las elecciones del 6 de noviembre.

Pero quizás la prueba más definitiva de sus intenciones presidenciales fue la publicación de los resultados de una prueba de ADN que encontró "pruebas sólidas" de que tenía una ascendencia nativo-americana de seis a diez generaciones, con la intención de finalmente poner fin a las preguntas sobre su herencia indígena y si se benefició profesionalmente al incluirse como una minoría étnica. Este hecho generó críticas de los republicanos y de muchos estadounidenses nativos que se ofendieron por el uso de una prueba de ADN para reclamar la conexión a una tribu.