Quantcast

Baker se enfocaría en la construcción de viviendas durante su segundo mandato


A pesar de ser republicano, el gobernador de MA logró reelegirse cómodamente con más del 60 por ciento de aprobación

Tibisay Zea | 11/7/2018, 6:47 a.m.
Baker se enfocaría en la construcción de viviendas durante su segundo mandato

A pesar de que los votantes de Massachusetts históricamente han rechazado el partido republicano, el gobernador Charlie Baker ha sabido abrirse terreno durante su primer mandato, y este martes logró una cómoda victoria sobre su oponente demócrata, Jay González, para reelegirse para un segundo mandato de 4 años.

Al cierre de esta edición Baker había obtenido alrededor del 67 por ciento de los votos, frente al 33 por ciento de González.

En cada una de las regiones de Massachusetts, Baker logró la mayoría. Inclusive en Boston, una ciudad firmemente demócrata, el gobernador dobló la cantidad de votos que obtuvo hace 4 años atrás, cuando ganó por primera vez la gobernación con una estrecha ventaja sobre Martha Coakley.

Los resultados no sorprenden: Baker siempre ha mantenido un índice de aprobación cercano al 70 por ciento desde que tomó el liderazgo del estado a principios de 2015 ,e incluso ha sido calificado como el gobernador más popular de Estados Unidos. Encuestas como WBUR/MassINC (68% Baker, 24% González) y UMass Lowell (66% Baker, 27% González) coincidían en una diferencia promedio de 40 puntos entre ambos candidatos. Los resultados de El Planeta Polls, un sondeo de opinión que llevó a cabo el diario El Planeta entre la comunidad latina, mostraban a Baker con una aceptación del 64%, a González con un 20% y un 16% de indecisos.

Las circunstancias también han favorecido a Baker: la economía del estado ha prosperado durante su primer mandato, las escuelas públicas del estado han mantenido su elevado ranking entre los mejores del país. Además, Baker no se ha opuesto a firmar varias leyes liberales importantes, como un nuevo programa de permisos familiares pagados.

En su dicurso de victoria, el martes por la noche, Baker contó: "Un votante me dijo ayer: 'Sigue así, está funcionando". Nuestra economía está en auge y nuestras escuelas son las mejores de la nación'. Pero sabemos que queda mucho por hacer". "Sobre opioides, transporte, educación, cambio climático, vivienda, desarrollo económico y atención médica, por nombrar algunos", añadió. "Permítanme terminar con esto. El pueblo de Massachusetts nos eligió hace cuatro años para brindar disciplina fiscal, un enfoque de reforma orientado hacia el gobierno y un compromiso de bipartidismo".

González había atacado a Baker diciendo que no había alcanzado “ningún gran logro en su mandato”, y que “un voto para Baker era un voto para Donald Trump”. En su campaña, el candidato demócrata había propuesto algunas iniciativas liberales sin explicar bien el “cómo”: aumentar los impuestos a los millonarios del estado, prestar servicios de guardería más asequibles y seguro de salud universal.

Claramente, el mensaje de González no cuajó entre los votantes de Massachusetts, quienes a pesar de su tendencia liberal, lucen contentos con el liderazgo de Baker y no le castigaron por ser miembro del partido republicano. El propio Baker ha hecho un esfuerzo consciente por separarse del presidente Donald Trump, quien es profundamente impopular en Massachusetts. Admitió que no votó por él en 2016, y le ha criticado fuertemente en múltiples frentes.

En su discurso de concesión, González dijo que, en un momento de división en la política nacional, Baker "merece crédito y nuestro agradecimiento por el enfoque civil, respetuoso y colaborativo que ha adoptado para gobernar”. No obstante, dijo que no tiene arrepentimientos y que “no hay una sola cosa que cambiaría acerca de la campaña electoral”.

Baker ha dicho que, si es reelegido, quiere centrarse en la construcción de más viviendas en Massachusetts, y se ha lamentado acerca de la cantidad de familias de clase media que están siendo desplazadas en vecindarios que alguna vez fueron asequibles. Y dijo que abordar el cambio climático a nivel estatal sería un enfoque importante.