0

Sífilis, la enfermedad cuyos síntomas pasan desapercibidos y años después puede ser mortal

Esta infección también es conocida como “la gran imitadora” porque presenta síntomas muy parecidos al de otras enfermedades
ENFERMEDAD. Foto de archivo que muestra erupciones en la piel de un brazo

ENFERMEDAD. Foto de archivo que muestra erupciones en la piel de un brazo

La Sífilis es una de las enfermedades de transmisión sexual que provoca complicaciones a largo plazo, incluso hasta la muerte en una persona que la contrae. La bacteria llamada Treponema Pallidum se transmite al penetrar en la piel, membranas mucosas rotas, generalmente en los genitales, durante una relación sexual.

La forma de contraerla es a través del contacto directo con una llaga de Sífilis durante las relaciones sexuales, sean vaginales, anales u orales; ya que estas se alojan principalmente en los genitales de una persona, aunque también se puede transmitir de una madre a su bebé en gestación.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, esta infección también es conocida como “la gran imitadora” porque presenta síntomas muy parecidos al de otras enfermedades, en sí la llaga de la sífilis que aparece después de contraer la infección no provoca dolor ni molestias, generalmente se confunde con un pelo encarnado, una cortadura con el zipper o un golpe que no genera preocupación en quien la tiene.

Mientras avanza genera síntomas más notables en otras partes del cuerpo, por ejemplo, sarpullido en la piel, en las palmas de las manos o planta de los pies. También puede causar ceguera total.

¿Se puede evitar?

La única forma de asegurar la no transmisión de esta enfermedad es no tener relaciones sexuales. Pero las personas sexualmente activas puede adoptar algunos métodos de prevención para reducir el riesgo de contraerla, como mantener una relación monógama y que la pareja se realice pruebas, asegurándose que los resultados sean negativos de enfermedades de transmisión sexual.

También el uso de preservativos de látex durante cada relación sexual puede ser efectivo, sin embargo, en algunas ocasiones las llagas pueden estar en una zona que el preservativo no cubra y en ese caso sí hay contacto con ellas se puede transmitir.

¿Cómo identificarla?

La sífilis se manifiesta en tres fases, la primera es en la que se identifica una llaga, aunque pueden haber muchas más, generalmente aparece en la parte del cuerpo donde la sífilis entró. Es de aspecto firme y redonda e indolora, sus características la hacen pasar desapercibida.

Está infección tiene una particularidad y es que reciba o no un tratamiento, alrededor de las 6 semanas puede curarse, sin embargo, aunque esto suceda, es importante que la persona reciba tratamiento adecuado para evitar que avance.

La siguiente fase es la secundaria, la cual se caracteriza por el aparecimiento de erupciones en la piel o llagas en la boca, la vagina o el ano, suelen aparecer cuando la primera llaga está curando o semanas después de haber desaparecido.

Algunos síntomas que se pueden presentar en esta fase es que la erupción tiene un aspecto de puntos duros, color rojo o marrón en la palma de las manos o planta de los pies. También puede presentar fiebres, inflamación en las glándulas linfáticas, dolor de garganta, pérdida de cabello, dolores de cabeza, pérdida de peso, dolor muscular y fatiga.

Al igual que la primera fase, los síntomas suelen desaparecer con o sin tratamiento, pero la infección progresa a la tercera fase, la cual puede ser mortal.

La fase avanzada comienza cuando todos los síntomas desaparecen, si una persona no recibe tratamiento para la sífilis, la seguirá teniendo por años sin notarlo, pero cuando se detecte será de gravedad.

La sífilis mientras avanza daña órganos internos y puede ocasionar la muerte. Entre los 10 y 30 años después de contraer la infección pueden presentarse complicaciones como parálisis, ceguera, demencia, entre otras.

Las personas que adquieren la sífilis tempranamente (infectado por un año o menos) pueden transmitirla fácilmente a sus parejas sexuales. La mayoría de casos con sífilis temprana ocurren entre los hombres que tienen sexo con otros hombres, aunque las mujeres y los bebés en gestación también son vulnerables.

En el caso de las mujeres en estado de embarazo deben realizar sus pruebas para descartar ser portadoras de la infección, si resulta positiva es importante que reciba tratamiento de inmediato.

Las mujeres con la infección tienen mayores probabilidades de que su bebé nazca con bajo peso, que el nacimiento se adelante o que el bebé nazca muerto. Si el bebé nace con la infección y no recibe tratamiento, en unos años el niño puede tener complicaciones como cataratas, sordera, convulsiones o morir.

¿Se puede curar?

Una persona que adquirió la sífilis puede recuperarse con antibióticos y tratamiento médico adecuado, sin embargo, siempre debe mantener relaciones sexuales seguras y con protección ante la posibilidad de volver a contagiarse.