Quantcast

Una onza de prevención vale más que una libra de curación


A veces puede hacer que los pacientes sigan un camino peligroso omitiendo revisiones médicas de prevención como chequeos odontológicos, citologías vaginales, mamografías y colonoscopias

James Taylor, enfermero especialista de Commonwealth Care Alliance | 5/18/2018, 1:38 p.m.

James Taylor, enfermero especialista de Commonwealth Care Alliance

James Taylor, enfermero especialista de Commonwealth Care Alliance

Benjamin Franklin una vez afirmó: “Una onza de prevención vale más que una libra de curación”. Si bien todos sabemos que deberíamos seguir una dieta saludable, ejercitarnos en forma regular y realizarnos un chequeo médico al menos una vez al año, existen varios factores que contribuyen a que no toda la gente siga estas pautas.

A medida que la población vaya envejeciendo, las necesidades de la gente sin duda se volverán más complejas. Desafíos tales como manejar varias afecciones crónicas, someterse a chequeos de rutina y programar citas médicas puede ser abrumador. A veces puede hacer que los pacientes sigan un camino peligroso omitiendo revisiones médicas de prevención como chequeos odontológicos, citologías vaginales, mamografías y colonoscopias.

El equipo de atención médica de Commonwealth Care Alliance le recuerda a todo el mundo que dar pasos pequeños hoy para prevenir enfermedades puede ayudarlos a gozar de buena salud en los próximos años.

Controle su presión sanguínea

En los consultorios médicos generalmente se conversa sobre el mantenimiento de una presión sanguínea baja, pero las lecturas y proporciones con frecuencia pueden parecer confusas. Para evitar una insuficiencia renal, accidentes cerebrovasculares o enfermedades cardíacas, los valores de la presión sanguínea deberían ser de por lo menos 140-150/90 o más bajos. Algunas investigaciones sugieren que para algunas personas incluso puede ser mejor presentar niveles de presión sanguínea más bajos, por lo cual es importante hablar con su médico de cabecera sobre cuál sería el valor adecuado para usted.

Detección del cáncer

La palabra "cáncer" genera temor, pero a medida que una persona envejece, los exámenes de detección de ciertos tipos de cáncer se vuelven cruciales. Los estudios científicos han demostrado que las mujeres que presentan discapacidades físicas o de comportamiento suelen realizarse menos controles. No obstante, a medida que una mujer envejece, el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino y de mama aumenta, lo que hace que los controles de prevención adquieran una importancia cada vez mayor. Las afecciones como el Virus del Papiloma Humano, conocido más comúnmente como VPH, y las infecciones de cuello uterino también se han vinculado al cáncer de cuello uterino. Por lo tanto, deberían examinarse al realizar citologías vaginales. Si usted es mujer y no se ha realizado chequeos en los últimos tres años, comuníquese con su médico de cabecera o con su administrador de cuidados de salud.

Si bien las pautas mamográficas pueden ser confusas, en Commonwealth Care Alliance generalmente les recomendamos a nuestras afiliadas realizarse una mamografía al cumplir los 50 años de edad y someterse a una revisión cada dos años hasta llegar a los 75 años de edad para protegerse de un posible desarrollo de cáncer de seno. Sin embargo, en función de sus antecedentes familiares y factores de riesgo, puede que sea más apropiado que las mujeres comiencen a someterse a exámenes de detección con mayor frecuencia a partir de los 40 años de edad.

Otro procedimiento de rutina que generalmente se omite es la colonoscopia. Es necesario realizarla a una edad más avanzada, y al igual que en el caso de la mamografía, las pautas pueden resultar confusas. Le recomendamos someterse a un examen de colon cada 10 años a partir de los 50 años de edad. Como alternativa, las personas que no estén dispuestas a pasar por esta experiencia pueden optar por realizar exámenes anuales de las heces.

Also of interest