Quantcast

La remisión del caso de Venezuela a la Corte penal Internacional: un acto de justicia


José Ignacio Hernández G. | 5/15/2018, 7:14 p.m.
La remisión del caso de Venezuela a la Corte penal Internacional: un acto de justicia

Por lo tanto, el anuncio de exámenes preliminares, al elevar los costos de represión, desincentiva nuevas violaciones derechos humanos en Venezuela, todo lo cual puede contribuir a iniciar un proceso de democratización en Venezuela, en la medida que la represión no pueda ser usada para detener tal proceso.

Pero para lograr ese objetivo es necesario que los riesgos derivados de la Corte Penal Internacional sean más específicos. Algo que puede contribuir a ello es que la Fiscalía pase a la siguiente fase, o sea, el inicio de investigaciones formales. No obstante, de acuerdo con el Estatuto, ello podría tardar meses –e incluso años.

Hay una alternativa. De acuerdo con el artículo 14 del Estatuto de Roma cualquier Estado parte puede remitir el caso de Venezuela a la Fiscalía, lo que aceleraría el inicio de la fase de investigación. Para esos fines, cualquier Estado parte puede fundamentarse en las pruebas que permiten evidenciar, cuando menos, la presunta comisión de delitos tipificados en el Estatuto de Roma. Además del citado informe del Oficina del Alto Comisionado, sin duda será relevante el informe final que se presentará como consecuencia de las investigaciones adelantadas por la Organización de Estados Unidos desde el 2017.

Al remitir el caso de Venezuela ante la Corte Penal Internacional, los Estados partes del Estatuto de Roma estarán haciendo cumplir el principio de “responsabilidad para proteger”, conforme al cual la soberanía estatal implica el deber de intervenir en graves violaciones a derechos humanos, como es el caso de las violaciones cometidas en Venezuela en 2017, así como las violaciones a derechos humanos derivadas de la crisis humanitaria compleja por la que atraviesa el país.

Precisamente, este 20 de mayo de 2018 diversas organizaciones han promovido la recolección de firmas para solicitar a los Estados parte del Estatuto de Roma que remitan el caso de Venezuela ante la Corte Penal Internacional.

La remisión del caso de Venezuela ante la Corte Penal Internacional no solo puede crear incentivos a favor del inicio del proceso de democratización en ese país, sino que además, puede colaborar a construir una sociedad pacífica centrada en los derechos humanos, condición indispensable para superar la grave crisis por la que atraviesa el país.

Also of interest