Quantcast

10 maneras de mejorar los hábitos alimenticios en los niños en casa


Una buena alimentación permite el óptimo desarrollo físico y mental de los pequeños

El Planeta Redacción | 3/18/2018, 4:55 p.m.
10 maneras de mejorar los hábitos alimenticios en los niños en casa

Como padre o representante de un niño, puedes hacer mucho para ayudar a tu hijo a alcanzar y mantener un peso saludable. Mantenerse activo y consumir alimentos y bebidas nutritivos y beneficiosos son importantes para el bienestar de los pequeños. Puedes desempeñar un papel activo para ayudar a tu hijo, y a toda tu familia, a aprender hábitos que pueden mejorar la salud.

-Sé un buen modelo a seguir. Consume alimentos y bebidas saludables, y elije pasatiempos activos. Los niños son buenos aprendices, y a menudo copian lo que ven.

-Conversa con su hijo sobre lo que significa ser saludable y cómo tomar decisiones favorables para su bienestar. Discute sobre cómo las actividades físicas y ciertos alimentos y bebidas pueden ayudar a que sus cuerpos se fortalezcan y se mantengan saludables.

-Los niños deben realizar al menos una hora de actividad física diariamente y deben limitar su tiempo de pantalla (computadoras, televisión y dispositivos móviles) fuera del trabajo escolar a no más de 2 horas por día.

-Habla sobre cómo tomar decisiones saludables sobre alimentos, bebidas y actividades en la escuela, en las casas de amigos y en otros lugares fuera del hogar.

-Involucra a toda la familia en la construcción de hábitos saludables de alimentación, bebida y actividad física. De esta manera el pequeño no se sentirá desplazado.

-Asegúrate de que tu hijo duerma lo suficiente. Algunos estudios relacionan el exceso de peso con el sueño insuficiente en niños y adultos.

-Evita servir porciones grandes, o la cantidad de alimentos o bebidas que tu hijo elija para una comida o refrigerio. Comienza con cantidades más pequeñas de alimentos y deja que tu hijo pida más si todavía tiene hambre. Si tu hijo elige alimentos o bebidas de un paquete, recipiente o lata, lea la etiqueta de información nutricional para ver qué cantidad es igual a una porción. Haz coincidir la porción de su hijo con el tamaño de la porción que figura en la etiqueta para evitar calorías, grasa y azúcar adicionales.

-Coloca alimentos y bebidas saludables donde sean fáciles de ver y mantenga fuera de la vista los alimentos y bebidas con alto contenido calórico, o simplemente opta por no comprarlos.

-Come comida rápida con menos frecuencia. Estos tienen procedimientos e ingredientes que la mayoría de las veces no son y sanos y pueden llegar a ser perjudiciales. En caso de visitar un restaurante de comida rápida, anima a tu hijo a elegir opciones más saludables.

-Evita que tu hijo coma frente al televisor, la computadora u otro dispositivo electrónico. Estudios afirman que comer distraído hace que las personas coman más y peor, hace menos conscientes del tipo de alimentos que se llevan a la boca.

Also of interest