Quantcast

Guía para entender por qué Trump quiere acorralar a Planned Parenthood


El presidente Donald Trump planea cumplir su promesa de campaña de "cancelar" Planned Parenthood

Julie Rovner | Kaiser Health News | 6/4/2018, 11:37 p.m.
Guía para entender por qué Trump quiere acorralar a Planned Parenthood
Luego de firmar el Título X, el Acta de Revisión del Congreso, el 23 de abril de 2017, el presidente Donald Trump posó, de izq. a der., con la administradora de los CMS, Seema Verma; la presidenta de Susan B. Anthony List, Marjorie Dannenfelser; la representante Diane Black (republicana de Tennessee); y la CEO y presidenta de Concerned Women for America, Penny Nance. | Foto oficial de la Casa Blanca por D. Myles Cullen

La reactivación de una norma que data de la presidencia de Ronald Reagan podría ayudar al presidente Donald Trump a cumplir su promesa de campaña de "cancelar" Planned Parenthood. O al menos “desalojarlo” del programa federal de planificación familiar, a través del cual ofrece atención a más del 40% de los 4 millones de beneficiarios.

El año pasado, el Congreso no eliminó los fondos para Planned Parenthood porque el proyecto de ley enfrentó abrumadoras objeciones demócratas y no habría recibido los 60 votos necesarios en el Senado.

Pero la imposición de una versión ligeramente reestructurada de una regulación, que fue confirmada por la Corte Suprema en 1991 después de una pelea de cinco años, podría potencialmente lograr lo que el Congreso no pudo.

Según funcionarios de la administración Trump, las reglas que ahora están bajo revisión, requerirían que las instalaciones que reciben fondos federales de planificación familiar estén físicamente separadas de las que realizan abortos; eliminaría el requisito que a las mujeres con embarazos no deseados se les aconseje sobre su gama completa de opciones reproductivas; y prohibiría remitir a pacientes para abortos.

Todos esos cambios afectarían particularmente a Planned Parenthood.

Planned Parenthood, que ofrece una amplia gama de servicios de salud reproductiva para mujeres y hombres, también brinda servicios de aborto con fondos que no son federales. Recortar los fondos ha sido la máxima prioridad para los grupos antiaborto, que apoyaron a Trump durante su campaña presidencial.

"Una victoria como ésta desligaría inmediatamente a los contribuyentes del negocio del aborto, y energizaría a las bases mientras nos acercamos a las decisivas elecciones de noviembre", dijo en una declaración Marjorie Dannenfelser, presidenta de la organización antiabortista Susan B. Anthony List.

En una conferencia telefónica con reporteros, funcionarios de Planned Parenthood dijeron que se opondrían las nuevas reglas.

"Hemos sido muy claros, Planned Parenthood tiene el compromiso inquebrantable de garantizar que todos tengan acceso a la gama completa de atención de salud reproductiva, y eso incluye el aborto", dijo Dawn Laguens, vicepresidenta ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America.

Pero cuando anunció formalmente la propuesta, el martes 23 de mayo por la noche, el presidente Donald Trump dijo que evitaría que los contribuyentes estadounidenses sean "forzados injustamente a subsidiar la industria del aborto a través del financiamiento federal del Título X (Title X)".

Lo siguiente es un pregunta-respuesta que explica lo que la propuesta podría hacer, y lo que significaría para Planned Parenthood y el programa de planificación familiar:

¿Qué es el título X?

El programa federal de planificación familiar, conocido como "Título X", lleva el nombre de su sección en la Ley federal del Servicio de Salud Pública. Se convirtió en ley en 1970, tres años antes que la Corte Suprema legalizara el aborto en Roe vs Wade.

El proyecto de ley original fue patrocinado por el entonces representante George H.W. Bush (republicano de Texas) y firmado por el presidente Richard Nixon.

El programa brinda exámenes preventivos y servicios anticonceptivos integrales, así como exámenes de detección del cáncer y de enfermedades de transmisión sexual para mujeres y hombres.