0

Cómo identificar a un notario fraudulento que se hace pasar por abogado

Los inmigrantes podemos ser fácilmente víctimas de estafas por parte de personas inescrupulosas que se hacen pasar por abogados y pueden meternos en problemas

En estos días de agitación e incertidumbre alrededor de la inmigración, muchos inmigrantes nos vemos en la necesidad de encontrar asesoría para solucionar nuestra situación migratoria o la de algún familiar. En este proceso, es muy importante que tenga en cuenta algunos consejos de seguridad para que no sea víctima de una estafa.

En los Estados Unidos, un “notario” o un “notario público” NO es un abogado autorizado. Es una persona nombrada por el gobierno estatal para presenciar la firma de documentos importantes y para administrar juramentos. De modo que, si usted necesita asesoramiento legal, debe consultar con un abogado de inmigración autorizado.

Muchos “Notarios” o “Consultores de Inmigración” operan por todos los Estados Unidos y utilizan anuncios falsos y contratos fraudulentos para servicios que no pueden proporcionar legalmente, y para los que no están preparados.

Las víctimas más comunes son, precisamente, los inmigrantes, quienes muchas veces no están bien informados sobre cómo funciona el sistema, no hablan bien el inglés o no conocen el sistema legal.

Con la misión de informar y educar, la Comisión de Inmigración de la Asociación Americana de Abogados (ABA Commission on Immigration) ha publicado una serie de recomendaciones y advertencias acerca de los servicios fraudulentos de algunas personas que se hacen pasar por notarios.

De acuerdo con esta organización, usted puede ser víctima de un notario si:

-Pidió asistencia con su caso de inmigración a un individuo que se hacía llamar notario, notario público, consultor de visado o consultor de Inmigración.

-El individuo le dijo que usted puede conseguir una tarjeta de residencia u otra ventaja para la cual usted nunca era elegible

-El individuo le dijo que él/ella podía conseguirle tratamiento especial de una agencia gubernamental como El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (United Status Citizenship and Immigration Services o USCIS) o El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (U.S. Immigration and Customs Enforcement o USICE)

-El individuo se quedó con sus documentos originales y/o sus notificaciones legales y le cobró a usted por la devolución de ellos

-El individuo le pidió que firmara planillas en blanco

-El individuo aceptó su dinero pero no proporcionó ningún servicio a usted

-El individuo falsamente le dijo que era un abogado autorizado

¿Cómo protegerse?

-Antes de que se reúna con alguien para asistencia con su caso de inmigración pregunte a qué facultad de derecho asistía la persona, y en cuál estado el individuo (o su jefe, si usted está hablando con una oficinista) está autorizada ejercer derecho.

-Llame al Conjunto de Abogados (State Bar Association) de su estado pertinente para confirmar esta información, y pregunte si han presentado quejas contra esta persona en el pasado. Si la persona no es un abogado, pero dice que es un “representante oficial,” usted puede confirmar esta información en el sitio web de la American Bar Association.

-Pregunte si usted tiene que pagar por la consulta inicial, y si hay que pagar, pregunte cuánto costaría o si usted tiene que pagar una tarifa plana por adelantado.

-Pida la información de contacto de clientes antiguos que puedan proporcionar referencias. Tenga en cuenta que estas personas podrían ser aliados del supuesto notario, entonces hágales también suficientes preguntas.

-Pida que la persona le muestre sus credenciales.

-Pregunte si usted puede dejar copias de sus documentos con la persona, en vez de dejar los documentos originales.

Un abogado o un “representante oficial” debe:

-Explicar sus opciones legales, incluyendo el hecho de que existe la posibilidad de que usted no sea elegible para conseguir alivio migratorio.

-Proporcionarle a usted un contrato escrito que explique lo que él/ella va a hacer para usted, y cuánto los servicios le costarán a usted.

-Permitirle suficiente tiempo para leer y entender el contrato antes de que usted lo firme. Si es necesario, la persona debe conseguir que el contrato sea traducido. Un abogado nunca debe pedir que usted firme una panilla en blanco, ni cualquier documento que usted no haya leído antes. Un abogado no debe exigir que usted firme el contrato en el acto si usted quiere más tiempo para leerlo y luego devolverlo durante la próxima consulta.

Si usted piensa que ha sido víctima de un notario, comuníquese con una organización de servicios legales para pedir ayuda, como por ejemplo la Comisión de Servicios Legales de Inmigración.

Para informarse sobre el estado de su caso migratorio, usted puede llamar al Tribunal de Inmigración gratis a 1-800-898-7180; asegúrese de que tenga su número “A” (número de registro de extranjeros).


Organizaciones locales que pueden prestarle ayuda gratuita en español

MIRA Coalition: 105 Chauncy Street, Suite 901. Boston, MA 02111. 617-350-5480. www.miracoalition.org.

Consulado General de El Salvador en Boston: 46 Bennington St. Boston, MA 02128. Teléfono: (617) 567-8338. Ofrecen consultas con abogados de inmigración de lunes a jueves en diferentes horarios.

Centro Presente: organización comunitaria especializada en TPS y otros asuntos migratorios. 12 Bennington St. #202. Boston, MA 02128. www.facebook.com/centropresente. Teléfono: (857) 256-2981.

Latinos Unidos en Massachusetts: organización pro inmigrantes localizada en Everett. 198 Ferry St, Everett, MA 02149. Teléfono: (617) 381-0015. www.facebook.com/luma.boston.

Si cree que ha sido víctima de una estafa, llame a la Oficina de la Fiscal General de Massachusetts: www.mass.gov/ago. One Ashburton Place. Boston, MA. Teléfono: (617) 727-2200