Quantcast

¿Es necesaria una mamografía a los 89 años?


Pero un creciente grupo de geriatras, especialistas en cáncer y analistas del sistema de salud consideran muy poco probable que estas pruebas detecten enfermedades

Liz Szabo | Kaiser Health News | 1/17/2018, 2:09 p.m.
¿Es necesaria una mamografía a los 89 años?
Un radiólogo usa una lupa para estudiar una mamografía en esta foto tomada el jueves 6 de mayo del 2010 en Los Angeles. Un estudio canadiense que muchos expertos acusan de tener graves fallas ha reavivado el debate sobre el valor de las mamografías. La investigación sugiere que las mamografías no reducen el riesgo de muerte por cáncer de mama a la vez que detecta tumores que no requieren de tratamiento. | AP

Elena Altemus tiene 89 años y sufre de demencia. A menudo olvida los nombres de sus hijos y, a veces, no recuerda si vive en Maryland o en Italia.

Sin embargo, Elena, quien ingresó a un hogar de adultos mayores en noviembre de 2017, tuvo una mamografía el verano pasado. "Si el examen no es demasiado invasivo, ¿por qué no?", se preguntó su hija, Dorothy Altemus. "Quiero que tenga la mejor calidad de vida posible".

Pero un creciente grupo de geriatras, especialistas en cáncer y analistas del sistema de salud consideran muy poco probable que estas pruebas detecten enfermedades mortales en los pacientes más ancianos del país. Además, son enormemente costosas y con más probabilidades de dañar que de ayudar, ya que cualquier seguimiento y tratamiento suelen ser muy invasivos.

Así y todo, estas pruebas —a la que algunos catalogan como "sobrediagnóstico"— son una epidemia en los Estados Unidos, resultado de la cultura médica, de campañas de concientización agresivas e incentivos financieros para los médicos.

Si buscamos cáncer en personas que no es probable que se beneficien, "encontramos algo que al paciente no le iba a doler, y encima lo lastimamos", dijo el doctor Sei Lee, profesor asociado de geriatría de la Universidad de California en San Francisco.

Según el American Journal of Public Health, casi 1 de cada 5 mujeres con deterioro cognitivo severo, incluyendo pacientes mayores como Elena Altemus, aún se someten a mamografías con regularidad, aunque no se recomiendan para personas con una expectativa de vida limitada. Y el 55% de los hombres mayores con un alto riesgo de muerte en la próxima década todavía se someten a pruebas de PSA para el cáncer de próstata, según un estudio de 2014 publicado en JAMA Internal Medicine.

Entre las personas en sus 70 y 80 años, las pruebas de detección de cáncer a menudo detectan tumores de crecimiento lento que es poco probable que causen problemas en la vida de los pacientes. Estos pacientes a menudo mueren por otra causa, desde demencia hasta enfermedades cardíacas o neumonía, mucho antes de que sus cánceres se convirtieran en una amenaza, explicó la doctora Deborah Korenstein, jefa de medicina interna general del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. El cáncer de próstata, en particular, generalmente es inofensivo.

Los pacientes con demencia, por ejemplo, rara vez viven más de unos pocos años.

"En general, se necesitan aproximadamente 10 años para ver el beneficio del examen del cáncer, al menos en términos de un beneficio sobre la mortalidad", dijo Korenstein.

El entusiasmo por los exámenes de detección del cáncer es alto entre los pacientes y los médicos, quienes tienden a sobreestimar los beneficios, pero subestiman los riesgos, según muestra la investigación médica.

En algunos casos, las mujeres se someten a exámenes de detección de tumores en órganos que ya no tienen. En un estudio de mujeres mayores de 30 años, casi dos tercios que se habían sometido a una histerectomía recibieron al menos un examen de detección de cáncer de cuello uterino, según un estudio de 2014 de JAMA Internal Medicine.

Also of interest