0

¿El invierno reseca tu piel? Tips para mantenerla hidratada

El aire frío del exterior y el aire caliente del interior pueden provocar que nuestra piel pierda vida. Te ayudamos a controlar este problema, muy común en el invierno

Las temperaturas muy bajas, como las que experimentamos en Boston en los días pasados, causan que los niveles de humedad bajen y nuestra piel se reseque. Para rematar, cuando hace mucho frío no nos queda más remedio que encerrarnos en lugares interiores con la calefacción encendida, la cual también es enemiga de la piel.

Si estás notando que tu piel está más reseca de lo normal y que a tu rostro le falta vida, es probable que tengas que hacer unos cambios en tu rutina. Con la ayuda de nuestros amigos de Ulta Beauty, te damos 8 consejos para acabar con el problema.

También te recomendamos algunos productos que estarán en descuento durante su temporada de ofertas, un evento llamado "Love Your Skin", que estará activo del 7 al 27 de enero.

Recuerda que, si necesitas ayuda adicional, puedes acudir a la nueva tienda de Ulta localizada en el South Bay Extension en Dorchester para que expertos en el cuidado de la piel te aconsejen sobre qué producto usar.

1-Modera el agua caliente

Aunque después de llegar a casa lo único que nos antoja es disfrutar de una ducha muy caliente, puede que esta no sea la mejor idea. La pérdida de humectación en la piel, en muchas ocasiones, es causada por baños con agua hirviendo. Te recomendamos que, en cambio, trates de lavarte la cara y ducharte con agua tibia.

2-Limpia tu piel con productos suaves

Usa cremas que no alteren la capa hidrolipídica de la piel. Los productos con base de aceite penetrarán de mejor manera, ayudando a eliminar la resequedad y mantener la piel humectada durante el invierno. Por el contrario, evita los tónicos astringentes a base de alcohol.

PRUEBA: Dermatologica - Skin Resurfacing Cleanser: Un concentrado de ácido láctico altamente activo que retexturiza la piel al acelerar la renovación celular. La vitamina E antioxidante acondiciona y mejora la suavidad y fortalece la barrera de hidratación natural de la piel. Sin aromas ni colorantes artificiales.

3-Hidrata tu piel más de lo usual

Siempre es importante aplicar crema humectante en tu piel, pero durante los meses de invierno es todavía más esencial. Procura aplicarte el producto inmediatamente después de bañarte, incluso con la piel todavía húmeda, pues absorbe mejor. No olvides extender tu hidratante también por cuello y escote.

PRUEBA:

Neutrogena - Hydro Boost Water Gel Formulado con ácido hialurónico, aumenta y retiene la humedad para que la piel se mantenga hidratada, suave y flexible día tras día. Se aplica sin esfuerzo, absorbiendo rápidamente en la piel sin dejar una sensación grasa.

Mario Badescu's Facial Spray con Aloe, Camomila y Lavanda. Esta agua esencial combina tres elementos que dejarán tu rostro balanceado y brillante.

4-No olvides el protector solar

Incluso en el día más nublado, la radiación UV del sol puede causar daño a la piel, y causar signos prematuros de envejecimiento, como arrugas y manchas oscuras. La crema hidratante con SPF es un producto que no puedes obviar en tu rutina diaria.

PRUEBA: Shiseido - Essential Energy Day Cream, Board Spectrum SPF 20Obtenga una piel suave y profundamente hidratada que brille desde adentro, protegida de los embates del sol. La tecnología ReNeura vuelve a despertar los sensores de la piel. No comedogénica.

5-Bebe mucha agua

Durante el verano el cuerpo nos pide más agua para refrescarnos, pero no tanto así durante el invierno, cuando optamos por bebidas calientes y no tan hidratantes. Recuerda que el cuerpo necesita hidratarse de adentro hacia afuera. Aunque es súper importante usar cremas, es también indispensable tomar agua e hidratar el cuerpo desde adentro.

6-Protégete en las condiciones especiales

Ciertas condiciones suponen un desafío extra para la piel seca, como el frío, el sol en exceso, el viento o los vuelos aéreos. En ese caso, aplica a tu cutis con una crema especialmente nutritiva.

PRUEBA: Murad - Multi-Vitamin Infusion Oil. Este es un aceite de belleza con 6 vitaminas clave, y una fórmula que aumenta la hidratación, ilumina la piel y protege de los radicales libres para una apariencia más juvenil. Se absorbe rápidamente para obtener una dosis instantánea de luminosidad y ayuda a equilibrar la piel para obtener un brillo saludable y vibrante.

7- Aplica mascarillas hidratantes

Una vez cada una o dos semanas regálale a tu piel un tratamiento extra hidratante. La mayoría de productos que tenemos en nuestra nevera o despensa pueden ayudarnos a crear mascarillas para mejorar la elasticidad, firmeza y suavidad de la piel. Pero si prefieres, en el mercado también hay alternativas económicas y prácticas.

PRUEBA: Clinique - Moisture Surge Overnight Mask: Esta máscara de noche cremosa y penetrante ayuda a la piel a reponer la humedad perdida y crear reservas para el futuro. Durante toda la noche, alivia y nutre para ayudar a la piel a mantener la humedad. Te despiertas y tocas la piel suave, húmeda y brillante. Libre de aceite.

8- Cuida lo que comes

Durante la época de frío, es importante tener una dieta con frutas y vegetales que contengan mucha agua para hidratar la piel. Como ejemplo tenemos sandía, melón, naranjas y pepino. También es importante que incluyas en tu dieta alimentos con vitamina C para evitar las enfermedades y con omega 3, un componente presente en alimentos como pescado y nueces que ayuda a que las células se mantengan lubricadas, sanas y rejuvenecidas.