Quantcast

A los 80 y 91, estas dos mujeres desafían a la palabra envejecer


Si se puede envejecer con clase,

Bruce Horovitz | Kaiser Health News | 2/7/2018, 12:59 p.m.
A los 80 y 91, estas dos mujeres desafían a la palabra envejecer
Harlene Goodrich (izq.) y Dorothy Kelly son ejemplo de cómo envejecer bien. Arriba, Goodrich se detiene en Vernal Fall, en el Parque Nacional Yosemite, durante una caminata en 2016 para esparcir las cenizas de su difunto esposo. | Cortesía de Harlene Goodrich

Si se puede envejecer con clase, entonces Harlene Goodrich, de 80 años, y Dorothy Kelly, de 91, deberían ser consideradas las estrellas del rock del envejecimiento.

Estas dos mujeres, que no se conocen, cada una vive en un extremo del país y difieren en sus ideas políticas, están de acuerdo, sin embargo, en los principios básicos sobre cómo envejecer bien:

  • Formar y reformar círculos de apoyo con amigos.
  • Participar activamente en grupos políticos y no políticos.
  • Encontrar maneras de expresar la creatividad.
  • Mantenerse físicamente activas.
  • Mantenerse emocionalmente activas de manera que se inspire a la mente y se nutra al espíritu.

Kelly es una farmacéutica jubilada que dona los honorarios que recibe por dar conferencias sobre figuras históricas para ayudar a la protección de una iglesia del siglo XVIII cerca de su casa.

Tim Betler/UPMC

Kelly es una farmacéutica jubilada que dona los honorarios que recibe por dar conferencias sobre figuras históricas para ayudar a la protección de una iglesia del siglo XVIII cerca de su casa.

En una época en la que la expectativa de vida de las mujeres sobrepasa los 90 años y cada vez más hombres pasan de los 80, el arte del envejecimiento requiere trabajo, pensamiento, planificación y también una buena dosis de espontaneidad.

Aprender este arte es crucial, ya que muchos estadounidenses gozan hoy de la posibilidad de vivir más allá de los 80, dijo Mark Williams, doctor del Centro Médico Regional de New Hanover en Wilmington, Carolina del Norte, y autor de "El arte y la ciencia del envejecimiento: una guía médica para un cuerpo, mente y espíritu saludables".

"Creo que no le damos el respeto que se le debe al hecho de envejecer bien, hasta que nos llega a cada uno de nosotros”, dijo Anne Newman, de 62 años, profesora y presidenta de epidemiología en la Escuela de Graduados de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh. "Es un equilibrio entre la rebelión y la aceptación que requiere de mucha gracia y coraje".

Y humor. Quizás, más que nada humor.

Goodrich, una ex maestra de escuela, quien vive en Seal Beach, California, todavía se reúne regularmente con sus amigos que se retiraron de la enseñanza. Durante una de las últimas reuniones con el grupo, Goodrich, quien se sometió a una complicada cirugía de espalda y tuvo una operación de rodilla en la última década, escuchó a varias mujeres de entre 65 y 83 años quejándose de dolores y más dolores. Ella detuvo la charla y propuso darle a cada mujer cinco minutos para que se queje de sus dolores ante el grupo. La idea provocó la risa de todas, recordó Goodrich.

“El humor es muy importante cuando llegas a un punto en tu vida en el que cada semana tienes al menos una cita con el doctor”, dijo.

Tal vez la clave para su longevidad es su capacidad para reírse de las cosas sobre las que todo el mundo se estresa. "Cuando apago la luz por la noche, apago el mundo".

No importa que las dos mujeres sean polos opuestos políticamente.

Kelly tiene 91 años y es bien conocida por su cocina y por las fiestas que organiza. Durante las vacaciones fue la anfitriona de 20 personas de su comunidad de jubilados a quienes les preparó y horneó una torta de nueces.

Tim Betler/UPMC

Kelly tiene 91 años y es bien conocida por su cocina y por las fiestas que organiza. Durante las vacaciones fue la anfitriona de 20 personas de su comunidad de jubilados a quienes les preparó y horneó una torta de nueces.

Goodrich voló desde su antigua casa de California a pocas cuadras de la playa para unirse a la marcha de mujeres que tuvo lugar en Washington, DC, el año pasado. Kelly, una farmacéutica jubilada que vive en el área de Pittsburgh y tiene 78 años, fue la primera mujer republicana elegida para el consejo municipal en su distrito de mayoría demócrata. Luego fue reelegida a los 81 años. Y hoy todavía ayuda con el registro de votantes.