0

El autismo se acrecienta en Estados Unidos y Latinoamérica

Una organización local trabaja desde Boston para expandir las oportunidades de niños autistas en varios países latinoamericanos
Maribel Rueda junto a estudiantes de la escuela de educación especial en Escuintla, Guatemala, que reciben educación y los ayuda a lograr la inclusión en la sociedad.

Maribel Rueda junto a estudiantes de la escuela de educación especial en Escuintla, Guatemala, que reciben educación y los ayuda a lograr la inclusión en la sociedad. Foto: Cortesía de Maribel Rueda

Las estadísticas del autismo en Estados Unidos y Latinoamérica son alarmantes. Guatemala tiene más de 225 mil personas con autismo. En Ecuador 180 mil niños padecen esta condición. En Colombia, 1 de cada 110 niños presenta autismo y en Estados Unidos, 1 de cada 68 niños estadounidenses, un aumento del 30% con respecto a hace dos años, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y la Sociedad Nacional de Autismo del Reino Unido.

A nivel mundial el autismo es cinco veces más frecuente que el Síndrome de Down, cuatro veces más frecuente en hombres que en mujeres y tres veces más frecuente que la diabetes infantil.

Realidad que afecta drástica y directamente a las familias de países, donde el gobierno poco o nada está haciendo para mejorar la calidad de vida de estos niños con necesidades especiales. Sin embargo, organizaciones como AGW (Austism Geniuses of the World) están ayudando a quienes más lo necesitan. Maribel Rueda, presidenta y fundadora de Genios Autistas del Mundo está trabajando desde Boston, como ciudad sede hacia países latinoamericanos.

Guatemala fue el primer país al que llegó con ayuda para esos genios que son diferentes a la hora de aprender y transmitir sus sentimientos, pero tan iguales como cualquier niño que quiere sentirse amado e integrado en la sociedad donde vive.

El Congreso de Guatemala extendió una invitación a AGW en la persona de su presidenta y fundadora, Maribel Rueda, quien llegó ante el Pleno, con propuesta en mano, a representar a los padres de familia de Guatemala Autismo Escuintla. La acompañaron también Lucy de Molina, fundadora de la iniciativa “Inclúyeme Guatemala” y Sofía Lachapelle, fundadora de la organización “Un paso a la vez” y representante de Autism Speak, USA. Exposiciones que se realizaron el 23 de noviembre de 2017 cuando organizaciones “Unidas en una sola voz por el autismo” presentaron en el Congreso de la República de Guatemala, un proyecto de Ley de Igualdad para las Personas con Discapacidad, que pide la inclusión y mejoramiento de la calidad de vida de los niños autistas y otras discapacidades.

Representantes de organizaciones, que trabajan en favor de quienes han sido diagnosticados en el espectro autista o tienen otras necesidades especiales, presentaron también una petición al Pleno del Congreso guatemalteco, para que el 2 de abril sea decretado como el Día Nacional del Autismo y que todos vistan de azul. Las autoridades legislativas aún no se han pronunciado.

Genios Autistas de Mundo no se detiene, expandirá su labor a Ecuador y Colombia. Maribel Rueda, fundadora de AGW, es la madre de Esteban Barriga, un joven de 20 años, diagnosticado con autismo a los 2 años de edad. Ella quiere compartir –como lo hace en Estados Unidos- sus conocimientos, frustraciones, alegrías y aprendizaje diario a través seminarios y conferencias con padres de familia, profesores y comunidad en general. Colombia y Ecuador serán sus próximos destinos.

En Guatemala, Ecuador y Colombia se está hablando de autismo, cada día existe más conciencia de que la educación y la aceptación son la única herramienta que permitirá que estos Genios Autistas del Mundo se incluyan en una sociedad, que a momentos es cruel y muy esquiva.

Sólo el amor de una madre vence barreras

Veintidós años atrás, Maribel era una mujer como cualquier otra de su edad. Estaba enamorada, tenía su pareja, estudiaba y trabajaba. De su relación nació Esteban, un niño que fue el complemento de la felicidad de su hogar y el orgullo de su papá, quien al enterarse que tenía autismo, lo abandonó. La pérdida de su compañero de vida y del padre de su hijo, hizo más difícil el camino.

Maribel recuerda que cuando le confirmaron que su hijo Esteban tenía autismo, su mundo se derrumbó, cayó en depresión, pero se levantó y comenzó a luchar para sacar adelante a su hijo. Sólo el amor de madre, la constancia y la perseverancia le ganaron la batalla al autismo. Hoy Esteban está en College, vive solo en su apartamento, tiene una cuenta bancaria y está aprendiendo a movilizarse en transporte público.

Bajo Autism Geniuses Of The World- AGW, en Facebook Esteban y Maribel tienen una página que es seguida en países como Guatemala, Argentina, Venezuela, Uruguay, India, República Dominicana, Colombia, Chile, España, Filipinas, Ecuador, Perú y en Los Estados Unidos.

Lo que más le gusta a los seguidores del blog de Esteban es que les habla de sus vivencias, sus frustraciones, sus miedos, sus logros, cómo fue la transición de dejar de ser adolescente y convertirse en adulto, de cómo se relaciona con sus hermanos de 7 años y 11, Luisito y Marianita, respectivamente. ¿Cuál es el papel que juegan sus padres en su vida?, de la primera cita que tuvo, de comenzar a vivir solo en un apartamento, de la dificultad que tiene para hacer amigos.

Con profundo dolor en su corazón, Maribel comenta que a Esteban nunca ningún niño lo invitó a una fiesta de cumpleaños ni fue a jugar a casa de algún amiguito. “Soy su mejor y más fiel amiga, la que lo lleva al cine, la que juega con él, la que le da consejos, la que le enseña”.

Maribel, una mujer fuerte con un profundo deseo de ayudar a quien lo necesita, extiende su mano generosa a Latinoamérica, porque escuchar a su hijo llamarla “mamá” es una experiencia maravillosa y le agradece a la vida por ello. “Esteban me dijo mamá por primera vez a los 15 años”, concluye.


UNA REALIDAD EXPRESADA EN NÚMEROS

-Guatemala: más de 225 mil personas con autismo.

-Ecuador: 180 mil niños padecen autismo.

-Colombia: 1 de cada 110 niños presenta autismo.

-Estados Unidos: 1 de cada 68 niños estadounidenses tiene autismo.