Quantcast

Más mujeres que hombres mueren por la enfermedad que sufre Barbara Bush


121/5000 A los 92 años de edad, Bush ha estado sufriendo durante un tiempo mientras lucha contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC.

Anna Gorman | Kaiser Health News | 4/16/2018, 4:07 p.m.
Más mujeres que hombres mueren por la enfermedad que sufre Barbara Bush
Inez Shakman vive en Ventura, California, y fue diagnosticada recientemente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Pasea a su perro, Joy, cuando puede, pero le falta el aliento con facilidad. | Anna Gorman/California Healthline

"Los efectos de la EPOC se retrasan durante décadas y décadas", dijo la doctora May-Lin Wilgus, profesora clínica asistente y neumóloga de UCLA Health. "Estamos viendo los efectos de las mujeres fumando en grandes cantidades, especialmente en los 60 y 70".

Las diferencias de género también contribuyen al aumento del peligro de EPOC para las mujeres. La investigación muestra que las mujeres pueden ser más susceptibles a los efectos tóxicos del humo del cigarrillo que los hombres. La razón exacta no se conoce con certeza, pero los investigadores creen que un factor es que los pulmones de las mujeres son generalmente más pequeños. El estrógeno también puede empeorar el daño pulmonar causado por fumar.

Cousins, quien dejó de fumar a los 62 años, dijo que ahora lleva un tanque de oxígeno a todos lados. Bromeando, lo llama "su mejor amigo". Por la noche, duerme conectada a una máquina que ayuda a mantener sus vías respiratorias abiertas. A pesar de la respiración asistida, Cousins ​​dijo que a menudo siente como si alguien estuviera presionando su pecho. La mujer de 83 años, quien vive al sureste de San Francisco, aún puede cultivar y crear arte, entre sus especialidades está la decoración de madera quemada, pero describió la enfermedad como una "sofocación lenta".

La EPOC es un término genérico utilizado para describir enfermedades pulmonares progresivas que incluyen bronquitis crónica, enfisema y otras afecciones que dificultan que las personas expulsen el aire de sus pulmones. Más allá de fumar, factores como la contaminación y la genética también pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad.

Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener crisis respiratorias, que pueden ser causadas por infecciones o exposición a contaminantes. Las crisis frecuentes se asocian con una progresión más rápida de la enfermedad.

El tratamiento de la EPOC, que puede mejorar temporalmente los síntomas y la función pulmonar, incluye broncodilatadores para abrir las vías respiratorias, inhaladores y esteroides, dijo Han, quien también es vocera voluntaria de la American Lung Association. En los casos más severos, pueden necesitarse un trasplante de pulmón.

Los médicos y defensores dicen que muchas mujeres están viviendo la enfermedad sin saberlo porque no tienen conciencia o son reacias a buscar ayuda.

"Si tienen problemas para respirar cuando suben las escaleras, pueden decir 'soy un poco mayor, estoy pesada, o fuera de forma'", dijo Stephanie Williams, directora de programas comunitarios de la COPD Foundation, que recientemente realizó un seminario en internet sobre la enfermedad entre las mujeres. "Las mujeres posponen el tratamiento por más tiempo y ocultan sus síntomas".

Inez Shakman, de 73 años, quien vive en Ventura, California, y es paciente de la doctora Wilgus, dijo que tuvo problemas para exhalar durante años, y los resfriados comunes tendían a asentarse en su pecho y duraban más de lo esperado. También le costaba hasta una breve caminata. Fue solo hace unos cuatro meses cuando supo que tenía EPOC. Nunca había oído hablar de la enfermedad. Ahora, con medicamentos, puede caminar por el parque sin detenerse o perder el aliento, contó.

Las escuelas de medicina han enseñado durante mucho tiempo sobre la EPOC, pero en libros que tienen dibujos de hombres que padecen la enfermedad, y los investigadores han detectado un sesgo de género en los diagnósticos médicos. En un estudio bien conocido, médicos a los que se les presentaron pacientes hipotéticos hicieron el diagnóstico correcto más a menudo en hombres que en mujeres.

Caroline Gainer, una maestra jubilada de 74 años, quien vive en Daniels, un pueblo rural de West Virginia, le contó a su médico más de una vez sobre sus síntomas, que incluían toser cada mañana y sensación de falta de aliento. "Pensó que tenía asma", dijo.

Finalmente, le diagnosticaron EPOC y ahora necesita oxígeno para moverse. Fue cuando abandonó el cigarrillo con ayuda de un parche de nicotina, después de haber fumado por medio siglo. "Hago todo lo que se supone que debo hacer", dijo Gainer. "Tal vez no pueda detener el avance de la enfermedad, pero puedo retrasarlo".

La cobertura de KHN en California es apoyada en parte por Blue Shield of California Foundation.

Also of interest