Quantcast

Miles de inmigrantes podrían perder su estatus de protección


El Departamento de Seguridad Nacional está revisando el derecho a permanecer para personas que huyeron de guerras y desastres naturales.

Nick Miroff | The Washington Post | 10/26/2017, 11:12 a.m.
Miles de inmigrantes podrían perder su estatus de protección
Más de 300.000 inmigrantes estarían en peligro de perder su protección, si se elimina el TPS | Centro Presente

Una forma de estatus legal de inmigración se vencerá pronto para 300 mil haitianos y centroamericanos residiendo legalmente en los Estados Unidos, algunos por hasta dos décadas; pero la administración de Trump ha dado poca indicación de que planea renovar el beneficio.

A los inmigrantes se les ha permitido vivir y trabajar en los Estados Unidos bajo un programa llamado Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) que protege a inmigrantes de ser deportados si sus naciones han sido afectadas por desastres naturales, guerras civiles u otras calamidades.

El permiso para quedarse debe ser renovado periódicamente por el el Departamento de Seguridad Nacional, y en las próximas semanas la agencia decidirá el destino de alrededor de 195 mil salvadoreños, 57 mil hondureños, 50 mil haitianos y 2 mil 550 nicaragüenses. Una vez se venza la protección, los inmigrantes estarán sujetos a deportación.

El dilema no es tan conocido como el de los inmigrantes que han estado protegidos por la Acción Diferida de Llegados en la Niñez (DACA, por sus siglas en inglés), el programa que el Presidente Donald Trump está cancelando. Pero la eliminación de la protección TPS podría tener amplias consecuencias, especialmente en ciudades como Los Ángeles, Miami, Houston y Washington, en donde residen muchos de los beneficiarios y sus hijos nacidos en los Estados Unidos.

Los legisladores Demócratas y grupos de activistas están exhortando a la administración a que extienda la protección TPS, alertando que los costos humanitarios y económicos de expulsar a tantos residentes que llevan largo tiempo en los Estados Unidos serían profundos.

Adicionalmente, dicen que los países aún están afectados por la violencia, las enfermedades y la pobreza, y que la pérdida abrupta de las remesas en efectivo que los inmigrantes envían desde los Estados Unidos sería un duro golpe para la economía endeble de esas naciones.

Los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional dicen que la secretaria actual de la agencia, Elaine Duke, todavía debe tomar la decisión y continúa consultando con el Departamento de Estado, el cual provee al Departamento de Seguridad Nacional con información específica de cada país acerca de si sus condiciones han mejorado.

Pero los oficiales de la administración dicen que el programa TPS nunca tuvo el propósito de ser una vía para que los inmigrantes se quedaran indefinidamente en los Estados Unidos, y lo ven como parte de una cultura mas amplia de negligencia en la aplicación de la ley de inmigración que quieren remediar.

“Estamos viendo que el estatus de protección temporal significa que es temporal, y no ha sido temporal por muchos años. Nosotros, el gobierno de los Estados Unidos, hemos creado una situación en la que las personas se han quedado a vivir en este país por largo tiempo”.

“Cada vez damos una extensión y volvemos a dar una extensión, y pronto tenemos a personas que han vivido aquí por mas de 20 años bajo lo que se supone que era un programa temporal”, dijo Lapan. “¿Cuándo termina eso?”.

El Departamento de Seguridad Nacional tiene hasta el 6 de noviembre para anunciar sus planes para los aproximadamente 60 mil hondureños y nicaragüenses cuyos beneficios se vencen el 5 de enero. Se les permitió quedarse después de que el Huracán Mitch ocasionara 10 mil muertos a lo largo de Centroamérica en 1998, por lo que muchos han estado en los Estados Unidos por al menos dos décadas.

Also of interest