Quantcast

Cómo mantener el peso en estas fiestas


Es factible que con un poco de planificación se llegue al 2018 sin algunas libras de más por los excesos

11/24/2017, 1:25 p.m.
Cómo mantener el peso en estas fiestas

Evitar subir de peso en las fiestas de fin de año puede parecer tan imposible como una Navidad sin juguetes. Sin embargo, es factible que - con un poco de planificación – lleguemos al primero de enero con el mismo peso que teníamos antes de Halloween.

No voy a ser aguafiestas sugiriendo hacer dieta en estos días de pernil, jamón, picadas, ponche de huevo y vino, galletitas y todo tipo de postres, horarios agitados y fallas al gimnasio. La época navideña es un reto para los amantes de la salud y la buena figura, incluso para los que tienen voluntad de hierro. El problema es que si ganamos peso, éste no desaparecerá cuando desmontemos el arbolito de Navidad.

Como nadie quiere comenzar el año nuevo teniendo que deshacer el daño causado a la figura durante las fiestas, he aquí algunos consejitos que nos permitirán divertirnos sin abandonar del todo nuestros hábitos saludables. Y no perdamos de vista que la fuerza de voluntad es como un músculo que se fortalece a medida que se utiliza.

—No te comprometas con lo que no puedes cumplir

Es fácil fijarse metas muy altas como “dejar del todo las harinas”. Pero estos objetivos poco realistas pueden causar más frustraciones que satisfacciones. Además, tampoco son la mejor manera de lograr y mantener un peso estable en el largo plazo. Es mucho más efectivo establecer objetivos más específicos y alcanzables que pueden marcar una diferencia en nuestros hábitos alimenticios y estilo de vida. Por ejemplo, “comer una ensalada abundante todos los días” o “caminar 7000 pasos de lunes a viernes” son objetivos más factibles.

—Una comida “mala” no significa que arruinaste tu día

Tan sólo porque comiste un opíparo desayuno con pancakes, huevos fritos, tocino, mantequilla y rollo de canela, esto no significa que vas a tirar por la borda el resto del día y a comer cualquier cosa. Una mala comida te da la oportunidad de comer otras dos muy buenas. También está la opción del ayuno intermitente al día siguiente, que funciona muy bien.

—Pésate los días que puedas

Hazlo con el estómago vacío y te servirá para corregir errores a tiempo.

—Es mejor algo de ejercicio que nada

No utilices la excusa de que no tienes tiempo para hacer ejercicio por los compromisos sociales que tienes. Trata de planificar tu horario de entrenamiento de antemano. Incluso si tienes que cambiarlo o reducirlo, ya habrás hecho un compromiso contigo mismo y es más fácil cumplirlo cuando ya lo tienes planeado. Si sólo cuentas con 10 o 15 minutos ¡perfecto! Planea una rutina que podrías hacer incluso en tu dormitorio. Por ejemplo, brincar en un trampolín pequeño mientras ves el noticiero, hacer flexiones o algo de yoga, subir y bajar escaleras o simplemente caminar.

Also of interest