0

Abogados De Inmigración Recomiendan Buscar Alternativas Para Quienes Poseen El Tps

Según abogados, los nicaragüenses que perderán el TPS podrían tener algunas opciones para obtener un permiso de trabajo o bien residencia permanente

El alcalde de Somerville, Joseph Curtatone, habla en una manifestación a favor del TPS en las escaleras de la Casa de Estado de Massachusetts

El alcalde de Somerville, Joseph Curtatone, habla en una manifestación a favor del TPS en las escaleras de la Casa de Estado de Massachusetts T. Zea

Miles de inmigrantes de Centroamérica y Haití en Estados Unidos esperaban que el gobierno de Donald Trump mantuviera el beneficio del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), para continuar viviendo y trabajando en el país norteamericano, sin embargo ya se anunció el fin para unos y revisión para otros.


Según datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), poco más de 439 mil personas de 13 países se beneficiaban con el programa a finales de 2016, de ellos; unos 263.280 salvadoreños, 57.000 hondureños, 50.000 haitianos y 5.300 nicaragüenses. El TPS fue creado en la década de los noventa para apoyar inmigrantes que por desastres naturales o conflictos armados no podían regresar de manera segura a sus países.


En los casos particulares de Honduras y Nicaragua se les concedió tras el destructivo huracán Mitch (1999). El Salvador y Haití, ingresaron después de ser afectados por potentes terremotos en 2001 y 2011, respectivamente.


A los hondureños se les extendió provisionalmente el TPS (en revisión), hasta el 5 de julio de 2018, mientras que a los nicaragüenses se les cancela el 5 de enero de 2019, de acuerdo con la decisión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Los salvadoreños deberán esperar hasta enero de 2019 para escuchar sobre alguna decisión.
Se justifica que la decisión para Nicaragua, es porque consideran que el país ya no vive en las condiciones por las que fue concedido el TPS, además porque tampoco “hubo una solicitud para extenderlo”, de parte del gobierno nicaragüense a quienes se les concede 12 meses para que tengan una transición ordenada de regreso a su país antes de la fecha del 5 de enero de 2019.


Sin embargo para quienes serán afectados por la eliminación del TPS, no todo está perdido pues tienen algunas opciones para obtener un permiso de trabajo o bien residencia permanente, mientras estén en los EE.UU, así lo informan abogados de inmigración, que aconsejan y brindan ayuda a los nicas en esta situación de zozobra.


Víctor Maldonado, abogado de inmigración, con oficina en la ciudad de Waltham, Massachusetts, aclaró que cada persona con TPS es diferente al resto, por lo que es necesario buscar a un abogado de inmigración para que le determine las posibilidades que tienen de arreglar su situación migratoria.


Maldonado explicó que una de las posibilidades que quienes tienen TPS tienen para obtener residencia permanente en los EE.UU; es a través de los vínculos familiares es decir, toda persona con TPS, que tenga un hijo mayor a 21 años que haya nacido en el país, puede ser pedido por ese hijo. El hijo estadounidense del beneficiario de TPS puede pedir al padre para que este pueda obtener la tarjeta de residencia permanente o Green Card. En este caso, el padre de familia tiene que haber entrado de forma regular al país es decir, con visa.


El abogado expuso que para las personas que entraron de forma irregular, las posibilidades de arreglar la situación migratoria son pocas o nulas porque violentaron la Ley de EE.UU. al entrar de una forma irregular al país.

Sin embargo, para las personas que salieron del país mientras tenían el TPS, existen posibilidades para poder obtener la residencia permanente.
“Los padres con TPS se pueden hacer residentes, aunque hayan entrado de una forma ilegal, si solicitaron un permiso especial para salir del país. Al haber salido y entrado al país de forma legal, cambia completamente la situación migratoria porque ya no están violando las leyes. Así los hijos nacidos en los Estados Unidos puede pedir a su padre para que obtenga la residencia permanente”, aduce.


Julio Henríquez, también abogado de inmigración y derechos humanos en la ciudad de Boston, afirmó que en el escenario de que las autoridades de inmigración coloquen a nicaragüenses en procesos de deportación, es posible que entre sus defensas puedan alegar la cancelación de la deportación, lo que algunos llaman la “Ley de los 10 años”. “Es importante que no intenten colocarse a sí mismos en deportación ni aplicar por asilos si no van a calificar, pero si las mismas autoridades los colocan en procesos de deportación podrían calificar para este alivio migratorio, lo cual podría salvarlos de una posible deportación”, aseveró.

En una sección de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (“Cancelación de la Deportación”), permite a una persona que ha estado viviendo en los EE.UU por más de 10 años y a la cual se le inicia un proceso de deportación (después de este periodo), quedarse en el país de forma permanente.

Esto dependerá del record criminal de la persona, de los vínculos que tenga en EE.UU y de la decisión del juez de migración, quien aceptará el caso o bien ordenará la deportación”.

El abogado Henríquez recomendó a los portadores del TPS, renovar su permiso de trabajo aunque (en el caso de los nicaragüenses) caduque el 5 de enero 2019, porque evitará que pierdan sus trabajos.


El abogado Maldonado reiteró la importancia de buscar abogados que sean completamente dedicados y calificados para trabajar con inmigración para que no arruinen el estatus migratorio de las personas que poseen el TPS.
“Las personas se tienen que sentar con un abogado de inmigración porque el sistema migratorio es bien complejo en este país. Las personas que no sean especializadas en asuntos migratorios no les van a resolver sus casos. Un abogado criminalista no le resolverá el problema, más bien los van a meter en otro problema”, sostuvo.


Aconseja además, a todas las personas portadoras del TPS; a buscar información correcta y que no se dejen estafar. “Hay muchas organizaciones sin fines de lucro que están autorizadas por la Junta de Apelaciones de EE.UU. para dar consejos. Esas organizaciones pueden orientar sobre lo que pueden y no deben hacer sobre su estatus migratorio”, finalizó.


La organización sin fines de lucro y en pro de los derechos de los inmigrantes, “Centro Presente” efectuó el pasado miércoles una protesta frente a la Casa Estatal de Massachusetts, demandando protección para los portadores del TPS.


Patricia Montes, directora de esa organización, exhortó a las personas que tienen TPS a que se unan y salgan a contar sus historias para que se tenga suficiente argumentos que demuestre el por qué no pueden regresar a sus países de orígenes, y así evitar la deportación.


Si usted es una de las más de 300 mil personas que depende del TPS, puede contactar a los abogados de inmigración Víctor Maldonado: (781)-899-4580, Julio Henríquez: (781)-462-1658 o bien a las oficinas de la organización Centro Presente: (857) 256-2981, para obtener mayor información sobre las posibilidades de mantener su estatus migratorio en EE.UU.