Quantcast

¿Qué hicieron los habitantes del pueblo “Ojos de Agua” en El Salvador para no tener asesinatos en casi dos años?


La comunidad vigila la seguridad de este municipio chalateco. En 2015 hubo un solo homicidio y desde 2016 no han sido registrados más.

Gadiel Castillo | www.ElSalvador.com | 11/1/2017, 1:24 p.m.
¿Qué hicieron los habitantes del pueblo “Ojos de Agua” en El Salvador para no tener asesinatos en casi dos años?
COMUNIDAD ORGANIZADA. Prescindir de un puesto policial en Ojos de Agua les ha resultado. La comunidad está organizada de tal forma que allí no hay pandillas y no las dejan entrar. | Mauricio Cáceres

¿Existe un lugar en El Salvador donde se puede vivir seguro, en paz y sin Policía Nacional Civil (PNC), la institución obligada a darle seguridad a los ciudadanos? Sí, existe y se llama Ojos de Agua, un municipio situado al norte de Chalatenango.

Son casi 4 mil habitantes los que habitan esa porción de tierra salvadoreña que dicen vivir seguros y que no necesitan un puesto de la Policía para combatir cualquier tentáculo del hampa que quiera robarles la tranquilidad.

Hace 25 años, desde que se fundó la PNC como parte de los acuerdos de paz en 1992, esta comunidad prescindió de un puesto policial. ¿La razón? Sus pobladores no lo ven como necesario porque siempre se han organizado para autocuidarse.

De hecho es la Asociación de Desarrollo Comunitario (ADESCO) la encargada de los temas de seguridad y de la prevención de la violencia en el municipio.

Es más, cuando ha habido intentos de establecer un puesto policial, se han opuesto a ello. Algunos de sus habitantes recuerdan de aquel intento en 2007, pero que en toda la población rechazó el proyecto, pues consideraban que esa iniciativa no abonaría en nada a la situación de no violencia que se venía viviendo desde hace varios años.

Según recuerdan, además del rechazo hubo una molestia generalizada y que hasta el párroco los apoyó.

El relato lo confirma el mismo alcalde de Ojos de Agua, Franklin Antonio Márquez, pero da otra razón: “Hace 10 años querían poner un puesto de Policía, pero la gente comenzó a quejarse de que los policías a veces eran agresivos y con su presencia podían salir jóvenes embarazadas”.

Prescindir de un puesto policial les ha resultado. La comunidad está organizada de tal forma que allí no hay pandillas y no las dejan entrar. Pero tampoco hay homicidios desde 2016, mientras que en todo 2015 solo se registró uno.

Este municipio cerró el 2016 con cero homicidios y hasta agosto de 2017 se mantenía con bandera blanca, es decir sin ninguna muerte violenta, de acuerdo con los datos del Instituto de Medicina Legal (IML) que han contabilizado hasta agosto.

Las autoridades municipales, al igual que algunos jóvenes y adultos dan fe que hasta este mes no se han registrado muertes violentas.

Melvin Martínez, un joven estudiante, se muestra optimista porque esta racha positiva continúa, y eso, dice, lo constata a diario. Él actualmente estudia su primer año de bachillerato y para llegar a su centro educativo debe caminar unos 15 minutos en compañía de algunos de sus amigos.

“Me siento orgulloso de vivir en el pueblo, en mi municipio no se tiene peligro por solo el hecho de ser joven”, agrega, una queja que lamentablemente sí viven miles de jóvenes en todo el país, donde son acechados principalmente por pandillas.

Ojos de agua es un pueblo que se resiste a la epidemia de violencia que se vive en la mayoría de ciudades del país, violencia que según datos de la Policía ha matado a más de 430 personas en octubre.

Also of interest