Quantcast

Diez años de la redada migratoria más grande de la historia de Massachusetts


Una década más tarde, se han visto pocos progresos en materia de inmigración, y el miedo y la incertidumbre continúan en la comunidad de indocumentados

3/8/2017, 12:51 p.m.
Diez años de la redada migratoria más grande de la historia de Massachusetts

Michael Bianco Inc. en New Bedford. Jesse Costa / WBUR

Michael Bianco Inc. en New Bedford. Jesse Costa / WBUR

El 6 de marzo de 2017 marcó el décimo aniversario de la redada de inmigración más grande que ha visto Massachusetts. Ese día, cientos de oficiales federales de inmigración y policías allanaron una fábrica de New Bedford y reunieron a 361 trabajadores que no pudieron demostrar que residían legalmente en el país.

La mayoría de las personas detenidas fueron mujeres de Centroamérica que trabajaban para la empresa Bianco Inc., que fabricaba mochilas y otros equipos militares estadounidenses.

La redada contó con la participación de unos 300 agentes de ICE, además de oficiales locales, estatales y federales.

La incursión causó estragos en la comunidad inmigrante y separó a muchas familias. De 361 trabajadores, los abogados involucrados en la respuesta a la redada estiman que 150 fueron deportados. Trabajadores de servicios sociales de todo el estado se reunieron para ayudar a más de 100 niños cuyos padres fueron detenidos y se quedaron sin saber si volverían a ver a sus seres queridos de nuevo.

El periodista Simón Ríos de WBUR publicó un reportaje especial sobre el aniversario de esta redada, y entrevistó al ex agente de ICE, Eric Caron, también nacido en New Bedford, quien dirigió la investigación sobre Bianco Inc. “Las condiciones eran horribles para los trabajadores de esa fábrica," dijo a WBUR. "No podían hablar mientras trabajaban, se les daban multas por tomar demasiado tiempo en los baños, no se ponía la calefacción. Era una fábrica de principios del siglo XX… que producía artículos militares para el ejército estadounidense”.

Organizaciones de inmigrantes locales se unieron para pedir alivio a los detenidos, movilizar un equipo de respuesta a la crisis humanitaria para ayudar a las familias afectadas y pedir una reforma migratoria integral.

Sin embargo, 10 años después han visto pocos progresos. "Los inmigrantes en este país continúan viviendo en el temor diario y nuestros líderes más poderosos siguen difundiendo creencias racistas y llenas de odio sobre los inmigrantes y su lugar en este país", señala Gladys Vega, directora ejecutiva de La Colaborativa de Chelsea.

Also of interest