Quantcast

La historia de Francisco, el trabajador de MIT sin récord criminal que debe abandonar el país


El salvadoreño fue arrestado el jueves, y tiene una orden final de deportación. Al irse dejaría a sus dos hijos y a su mujer embarazada

Tibisay Zea | 7/14/2017, 10:15 a.m.
La historia de Francisco, el trabajador de MIT sin récord criminal que debe abandonar el país
Francisco Rodríguez, trabajador de MIT y miembro del sindicato 32BJ SEIU, se enfrenta a la deportación y habla en una manifestación junto al senador Ed Markey el 6 de julio, antes de ser arrestado una semana después. | MIRA

Francisco Rodriguez llegó a Boston hace 11 años, huyendo despavorido de la violencia en su país nativo, El Salvador. Un compañero que trabajaba con él en una firma de ingeniería fue asesinado por una pandilla, y él temía sufrir un destino similar.

Entonces decidió solicitar asilo en Estados Unidos, y aunque su caso fue negado en 2009, las autoridades federales reconocieron su caso y le ofrecieron un alivio temporal: un "Stay of Removal" o permiso para permanecer por más tiempo en el país, que él había podido renovar sin problemas año tras año. Así transcurrió el tiempo y Francisco fue contratado como trabajador de limpieza en Massachusetts Institute of Technology (MIT), se casó y tuvo dos hijos. De hecho, está en vías de ser padre por tercera vez. Se inscribió como miembro del sindicato de trabajadores SEIU 32BJ y se convirtió en un miembro activo de la iglesia en Chelsea, ciudad donde reside. También, para poder redondear su salario, hacía trabajos limpiando alfombras en casas particulares.

Este año, cuando fue a solicitar la renovación de su permiso temporal en las oficinas de ICE en Burlington, Francisco estaba un poco tenso, aunque se sentía tranquilo y esperanzado. A pesar de las amenazas del nuevo presidente sobre los cambios a las prioridades de deportación, sabía que no tenía récord criminal y que pagaba sus impuestos. El próximo año, si todo salía bien, su madre se convertiría en ciudadana americana y se podría iniciar el proceso para solicitar la residencia permanente de él. Pero Francisco recibió malas noticias: debía abandonar el país, y presentarse en las oficinas de ICE el jueves 13 de julio con su ticket de avión a El Salvador.

A pesar de recibir cartas de apoyo de los senadores de Massachusetts Elizabeth Warren y Edward Markey, así como del representante Michael Capuano, de recibir soporte del sindicato SEIU, de un gran número de activistas y de miembros de su comunidad, de empleados y estudiantes de MIT, Francisco fue arrestado el jueves cuando llegó a su cita programada con los funcionarios de inmigración.

La deliberación fue corta. Al parecer, las autoridades de ICE no tenían mucho que pensar.

Pocas horas después de que Rodríguez fue detenido, docenas de manifestantes se reunieron en círculo en la Plaza del City Hall de Boston, con letreros que decían: "Liberen a Francisco Ahora". Sus consignas pidiendo la liberación de Rodríguez resonaron en el City Hall y el cercano edificio federal JFK, que alberga la Corte de Inmigración de Boston.

Twitter

Francisco Rodriguez enfrenta deportación

"¿En qué manera deportar a un hombre bueno y trabajador, y enviarlo lejos de su esposa e hijos hace de Estados Unidos un país mejor?", Preguntó Roxana Rivera, vicepresidenta de SEIU 32BJ.

Sus abogados, Matt Cameron y Jeff Bennett, han dicho que reabrirán el caso y tratarán otras instancias. Mientras tanto, Francisco espera en la Casa de Correcciones de Suffolk County.

Sin duda, esta historia representa un cambio de rumbo de la manera como se trataban estos asuntos en la administración pasada.

Also of interest