Quantcast

¿Cuándo debes tirar papeles y facturas a la basura?


La era tecnológica no se ha separado por completo del uso del papel. Conoce qué impresos debes archivar y cuáles deberías eliminar de tu pila de documentos

María Elisa Villamizar | 2/27/2017, 9:59 p.m.
¿Cuándo debes tirar papeles y facturas a la basura?
Deshazte de todos los documentos que no necesitas en tu archivos |

A pesar de que vivimos en una era tecnológica, el mundo sigue produciendo y utilizando grandes toneladas de papel que se emplean para la creación de recibos, bolsas y documentos, y que luego se acumulan en su hogar.

Talones de cheques de décadas atrás, recibos y manuales de instrucciones para artículos que ya no posee, son algunos ejemplos de papeles que se van depositando en su casa, solo con el fin de acumular polvo.

Es importante llevar un orden y una organización en los documentos que se guardan; mover energías y eliminar todo lo que no sea necesario tener archivado. Recibos de artículos de gran valor, como un televisor o una computadora para fines de seguro es importante mantener cada recibo, siempre y cuando usted sea dueño del artículo.

Documentos que tengan relación con la inversión y registros de bienes y raíces, así como también facturas médicas son impresos que se deben considerar al momento de seleccionar los papeles para dejar archivados.

La razón más importante para mantener los registros de compra y venta de casa, apartamentos o locales, sería establecer su base de costos al vender para asegurarse de que usted reclama la ganancia o pérdida de capital apropiada en su declaración de impuestos.

Si usted pagó un gasto médico con su cuenta de ahorros de salud o de gastos flexibles, es recomendable guardar el recibo por tres años. Considéralo un documento relacionado con los impuestos.

Existe una lista de impresos que se aconsejan archivar de por vida. Certificados de nacimiento y documentos de adopción, licencia de matrimonio y documentos de divorcio, testamentos, certificados de defunción, registros militares, talones de pago de fin de año, son ejemplos de ellos. Declaraciones de pago de préstamos hipotecarios, estudiantes y automóviles es otro de los papeles a guardar; y si negociaste pagar menos por una deuda que debías, conservar el documento que prueba que reembolsaste ese préstamo.

La NEFE (National Endowment for Financial Education) tiene un portal para la educación financiera no comercial donde puedes encontrar más información sobre el mantenimiento de registros. Entra en www.smartaboutmoney.org y busca "Cuánto tiempo debe guardar los documentos financieros".

Una última recomendación

Buscar apoyo en la tecnología puede ser de gran ayuda para la organización de nuestros papeles. Escanea todos los documentos que consideres importantes y guárdalos en un archivo donde puedas agruparlos y buscarlos donde y cuando quieras.

Also of interest